El peso mexicano sufrió este martes su segunda peor caída contra el dólar en lo que va del año. El tipo de cambio terminó las operaciones en el nivel de 19.1610 unidades, con datos del Banco de México ( Banxico). Esto significó un retroceso de 25.85 centavos o 1.37% contra su cierre de ayer, de 18.9025 pesos por dólar.

La paridad se movía estable por la mañana; más tarde información desde el gobierno federal cambió el curso de la jornada. El hasta hoy titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Calos Urzúa, presentó su renuncia al presidente Andrés Manuel López Obrador, por medio de una carta que publicó en Twitter.

Crónica de la caída

A las 11:15 horas de esta mañana, tras viralizarse la noticia, los participantes del mercado cambiario se posicionaron contra el peso y llevaron la paridad a un máximo intradía de 19.33 unidades por billete verde. La diferencia contra su mejor nivel de esta sesión (18.8811 pesos por dólar) fue de 44.89 centavos.

La depreciación de la divisa mexicana se detuvo sólo 15 minutos después. La cotización del dólar retrocedió hasta 19.15 unidades cuando comenzó a circular la versión de que Arturo Herrera, hasta hoy subsecretario de Hacienda, sería el escogido como sucesor de Urzúa Macías al frente de la dependencia federal.

El cruce asimiló la información y recuperó estabilidad al mediodía. En un video publicado en Twitter, el presidente López Obrador confirmó a Herrera como nuevo secretario de Hacienda. La paridad osciló hasta el cierre entre 19.15 unidades y 19.20 pesos por dólar. A las 13 horas, el dólar cotiza en 19.1329 unidades en el mercado electrónico.

Sólo cayó más por Trump

La variación intradía de 1.37% de hoy para el peso sólo fue superada en lo que va del año por la caída que ocasionaron las amezanas arancelarias del presidente estadounidense, Donald Trump, en la sesión del 31 de mayo. En esa ocasión la paridad se movió 56.30 centavos en favor del dólar (2.94%), de 19.0925 unidades a 19.6555 pesos.

Los cambios en el gabinete federal se presentan en un momento complicado en el contexto internacional. La posibilidad de un recorte de tasas por parte de la Reserva Federal (Fed) en Estados Unidos, que ayudaría al peso, se hizo menos probable tras la publicación de datos sobre empleo positivos en ese país.

La pausa en las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China también complica el panorama para las divisas emergentes como la mexicana, que inició la jornada fortalecida por datos de inflación dentro del objetivo del Banco de México, y terminó debilitada por la incertidumbre que despierta entre los inversionistas la sorpresa en el gabinete.

[email protected]