En la sesión de ayer, el peso rompió a la alza la resistencia clave de 11.80 unidades por dólar ante las preocupaciones de la desaceleración que muestra la economía estadounidense.

El tipo de cambio spot a 48 horas, considerado de referencia, cerró en 11.8310 pesos por dólar, nivel que no había registrado desde el pasado 5 de abril, lo cual representa una pérdida para el peso de 11 centavos o una depreciación de 0.94 por ciento. No obstante, en lo que va del año la moneda local aún registra un avance de 5.2%, frente al dólar.

A decir de los especialistas, en caso de confirmarse el rompimiento a la alza, la cotización podría irse hasta un rango de entre 12 y 12.10 unidades.

La moneda mexicana ha sido impactada negativamente por las crecientes señales de debilidad de la economía estadounidense, lo que fue confirmado ayer en el Beige Book de la Reserva Federal publicado recientemente, lo que golpea directamente a las exportaciones mexicanas.

Sin embargo, analistas consideran que los fundamentales de la economía mexicana y el escudo financiero por más de 200,00 millones de dólares deberían contribuir a limitar una caída desproporcionada del peso.

[email protected]