Después de dos trimestres consecutivos de apreciación frente al dólar estadounidense, el peso presentó una ligera depreciación en el tercer trimestre del año de 0.20%, dando fin a la racha ganadora desde inicios de año.

Durante el tercer trimestre, el tipo de cambio registró un rango de negociación que fluctuó entre 17.4965 pesos como nivel mínimo y 18.2890 pesos como cotización máxima, concluyendo en un precio de 18.1785 pesos por dólar.

Entre julio y septiembre, la paridad presentó una variación anualizada de 8.96%, por debajo de la observada del segundo trimestre de 10.82%, debido a que durante 75% de los días hábiles, la moneda mexicana cotizó entre 17.60 y 18 pesos por dólar.

Sin embargo, el peso en el presente año registra una ganancia acumulada de 11.93%, aunque logró una máxima apreciación de 15.23 por ciento.

Nerviosismo por el TLCAN

La interrupción de la recuperación del peso se explicó en parte por el inicio de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que marcó un periodo de incertidumbre en las relaciones comerciales entre México, Estados Unidos y Canadá. Adicionalmente, el peso reaccionó negativamente a la inquietud sobre la evolución de la política monetaria de Estados Unidos, donde la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, aseguró que incrementará su tasa de interés hacia finales de año, pese a tener baja la inflación.

La probabilidad implícita de que la Fed suba sus réditos domésticos hacia el cierre de este año repuntó de 42 a 75%, actualmente su tasa de referencia se ubica en 1 por ciento.

La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, comentó que si bien durante el tercer trimestre, el tipo de cambio peso-dólar mostró una menor volatilidad, no alcanzó el nivel pronosticado de 17 pesos por dólar.

Mencionó que mientras se desconozca una fecha para la conclusión de la renegociación y no se tenga seguridad de que México mantendrá el libre comercio con Estados Unidos, es poco probable que el peso recupere terreno en niveles por debajo de 17.60 pesos por dólar.

Refirió que hacia el cierre de año, el dólar estadounidense podría recuperar terreno en el mercado de divisas internacional. Además, si los legisladores en EU avanzan y aprueban el plan fiscal de Trump, existe una alta probabilidad de que sea autorizada.

Por su parte, el analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, comentó que al peso mexicano le va costar trabajo regresar hacia la zona de 17.0 pesos, debido a existen varios elementos que podrían evitar su mayor recuperación.

Mencionó que entre los factorse a tomar en cuenta están el aumento de la tasa de interés de la Fed, el TLC y las elecciones presidenciales en México.

[email protected]ta.mx