El peso mexicano se depreció este viernes por segunda sesión consecutiva después de que Estados Unidos impuso aranceles a las importaciones de acero y aluminio de Canadá y México.

El anuncio del Gobierno estadounidense el jueves avivó las preocupaciones de los inversionistas sobre el futuro de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que se suman a la incertidumbre por las elecciones presidenciales de México en julio.

La moneda cotizaba en 19.9310 por dólar a las 15.30 hora local, con un retroceso del 0.12% frente al precio de referencia de Reuters del jueves, cuando se hundió hasta su menor nivel en casi 15 meses.

Por la mañana el peso llegó a apreciarse un 0.55%, a 19.7975 por dólar, tras la divulgación de un reporte mejor al previsto del empleo en Estados Unidos.

La moneda acumuló en la semana una pérdida del 2.0 por ciento.

El referencial índice S&P/BMV IPC cerró con una ganancia del 0.78 por ciento, a 45,013.12 puntos, con un volumen de 119.5 millones de títulos negociados.