El peso mexicano prácticamente ha borrado todas las ganancias conseguidas frente al dólar en lo que va de 2018. Con el nivel actual de 19.570 pesos por billete verde, el peso apenas registra una ligera apreciación de 0.46%, equivalente a un avance de 8.95 centavos.

El tipo de cambio peso-dólar desde principios de enero hasta mediados de abril de este año había logrado una revaluación frente a la divisa de Estados Unidos de 8.47%, lo que implicaba un saldo a favor de 1.67 pesos.

La paridad peso dólar superó el precio de resistencia de los 19.50 pesos, luego de alcanzar una cotización de 19.570 pesos por dólar, con respecto al cierre de las negociaciones de la jornada anterior (19.4520 pesos). Resulta así una depreciación de 0.61% o una pérdida de valor de 11.80 centavos.

La debilidad del peso se explica en parte por un incremento a la aversión al riesgo en los mercados financieros mundiales, tras la expectativa de que Estados Unidos se salga del acuerdo nuclear con Irán, pacto establecido desde la administración de Obama.