El peso mexicano no logró cerrar 2013 por debajo del nivel de las 13.00 unidades por dólar como se había previsto, y en las siguientes semanas podría mantenerse bajo presión dada su alta sensibilidad a las noticias provenientes del exterior, donde se espera la publicación de datos relevantes.

A pesar de la mejoría en las expectativas sobre el crecimiento económico en 2014, la paridad llegó a tocar los 13.15 pesos por dólar la semana previa, asimilando aún los efectos que traerá consigo la decisión del recorte de estímulos por parte de la Reserva Federal (Fed) de los Estados Unidos. Esta semana los especialistas no descartan ver el cruce peso-dólar en las 13.25 unidades, si las minutas de la Reserva Federal (Fed) y los reportes laborales muestran sorpresas.

De acuerdo con los analistas de Monex la cotización del USDMXN promediaría los 13.10 pesos por dólar durante el primer mes del año.

A pesar de que los actuales niveles son relativamente altos las perspectivas son positivas para la moneda mexicana este año debido a la mejora que se espera en la actividad económica, la diferenciación que marca el mercado local con relación a otros emergentes tras la aprobación de las reformas estructurales y el aumento en la calificación crediticia de México (Standard & Poor’s decidió aumentar un escalón de la calificación crediticia de BBB a BBB+).

La presencia de reformas que auguran una mayor inversión extranjera hacia el país y la continuidad en la trayectoria de crecimiento del sector industrial en los Estados Unidos; junto con una recuperación marginal en el consumo, nos hacen optimistas con relación al rumbo que pueda tener la cotización; nuestra estimación es de un tipo de cambio estable que podría cerrar el año 2014 en niveles más cercanos a los 12,50 pesos por dólar , dicen los analistas de Invex.

La expectativa para el peso es positiva este año, donde esperamos termine cercano a las 12.45 unidades, una vez que comience a mejorar la economía y el flujo de recursos externos a nuestro país por la reforma energética , señalan por su parte los especialistas de Actinver.

Se espera que México registre un crecimiento cercano a 3.6% durante el presente año sustentado en mejores exportaciones, un mayor gasto público y por la reforma en materia de energía, pese a ello, aún se observará un primer trimestre de crecimiento débil con inflación elevada y poco empleo.

En términos técnicos el USDMXN recuperó el primer soporte en los 12.85 pesos por dólar y la banda soporte está en 13.19 a 13.45. El promedio móvil de 200 días se ubica en 12.90. Las señales se encuentran en compra especulativa.

[email protected]