Los datos económicos siguen cumpliendo las expectativas del mercado tal y como mostró el dato de la inflación en los Estados Unidos que en diciembre se aceleró un 0.3%, en línea con el consenso del mercado, lo cual elevó la tasa anual al 1.5%, mientras que las solicitudes semanales por beneficio de desempleo aumentaron en 326,000 contra 328,000 que se esperaba por el consenso del mercado.

Además, se tuvieron comentarios del presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, quien señaló que el organismo aún tiene muchas herramientas para administrar las tasas de interés, incluso que con una hoja de balance más abultada. Sobre la inflación – comentó el presidente – que no es un riesgo significativo, y que el principal riesgo que otros miembros de la Fed han planteado respecto a la política monetaria es el potencial para una inestabilidad financiera, que es el único costo posible por mantener el alivio cuantitativo.

Esto deja posibilidades para que el banco central estadounidense sea prudente en el retiro de estímulos, y que mantenga sus tasas bajas por un periodo prolongado, aunque el mercado ya había reaccionado a las cifras de inflación y mantuvo la presión.

En este contexto, la divisa mexicana terminó con una pérdida de 8.50 centavos al ubicarse en 13.285 pesos según el Banxico.

Análisis Técnico

El peso mexicano continuó con presiones frente al dólar hasta alcanzar su siguiente nivel de resistencia en 13.28, los cuales quedaron como un techo importante que debería respetar para evitar un alza ahora a los 13.50. Técnicamente se aproxima a niveles de sobre valuación medido por el RSI, y los estocásticos, los cuales advierten que el movimiento podría ser de corta duración, aunque será necesario un regreso debajo de 13.18 al cierre para anular la señal alcista y reanudar un escenario de recuperación.

[email protected]