El peso se apreciaba más de 1% al inicio de la jornada de este jueves después de conocerse datos de la inflación de Estados Unidos durante el mes de abril que estuvieron por debajo de lo esperado y luego de cuatro caídas consecutivas que llevaron a la divisa mexicana a su nivel más débil en 2018.

El peso cotizaba en el arranque de la jornada en 19.3175 por dólar, con una ganancia de 1.38% o 27.00 centavos, frente a los 19.5875 pesos del miércoles.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV), por su parte, reportaba avances en sus primeras operaciones del día y en línea con sus pares de Wall Street.

Allá, en la Bolsa de Nueva York, el promedio industrial Dow Jones subía 49.12 puntos o 0.2% tras conocerse que los precios al consumidor en Estados Unidos repuntaron menos de lo previsto en abril.

En México, referencial S&P/BMV IPC subía un 0.60% o 349.35 unidades, para ubicarse en las 46 mil 515.73 unidades. En la Bolsa de México se operaba en la apertura un volumen de 2.1 millones de títulos, por un importe económico de 72.8 millones de pesos; con la participación de 58 emisoras, de las cuales 39 ganaban, 18 perdían y una se mantiene sin cambio en el arranque del día.

La BMV también avanzaba después de caer en la víspera a su mínimo nivel en cinco semanas.

Los precios al consumidor en Estados Unidos repuntaron menos de lo previsto en abril, debido a que los crecientes costos de la gasolina y del alquiler de vivienda fueron compensados por una moderación de los costos de la salud, lo que apunta a un incremento estable de la inflación.

El Departamento del Trabajo dijo esta mañana de jueves que su índice de precios al consumidor subió un 0.2% tras bajar 0.1% en marzo.

En los 12 meses hasta abril, el IPC avanzó un 2.5%, el mayor incremento desde febrero de 2017, tras subir un 2.4% en marzo. Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el IPC subiera un 0.3% en abril.