En las primeras horas de operaciones de la pasada sesión, el peso mexicano se veía presionado, llegando a negociarse hasta los 13.38 pesos-dólar, nivel donde encontró un a resistencia que permitió un nuevo movimiento de recuperación que lo llevó por debajo de las 13.30 unidades.

La cancelación de la presentación de la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen en el Senado estadounidense trajo una toma de beneficios mayor ante la desilusión por la ausencia de comentarios adicionales sobre la dirección de la política monetaria, dado que se suspendió su participación por las difíciles condiciones climatológicas.

Esto terminó opacando las noticias procedentes del Senado de los Estados Unidos, tras la aprobación de una ley que extiende por un año la autoridad de endeudamiento federal, cumplen con las demandas de presidente Barack Obama para su próxima promulgación.

Los datos económicos en la jornada quedaron por debajo de lo esperado, aunque estos cuestionan la postura de Yellen, que dijo que seguirá observando el avance de la economía para continuar con la reducción del programa de estímulos.

En este conexto, el peso terminó con una ganancia de 2.65 centavos al ubicarse en 13.292 pesos según el Banxico.

Análisis Técnico

La divisa azteca tuvo un movimiento de recuperación cerca de su promedio móvil de un mes, el cual deja buenas posibilidades de un rompimiento a la baja en 13.26 unidades, el cual habilitaría objetivos entre 13.16-13.08. No obstante, un alza sobre los 13.38 pesos-dólar reactivaría señales de riesgo en las que se podría ver nuevos episodios de debilidad para la moneda azteca.

*Analista de Divisas, MetAnálisis

fondos@eleconomista.com.mx