La divisa El banco central de México dijo el viernes que la depreciación que ha sufrido el peso en los últimos meses obedece a factores reales relacionados con una prolongada baja en el precio del petróleo y no es un ajuste transitorio.

El peso cerró enero con una baja de 1.61% e hiló su quinto revés mensual consecutivo, además de tocar su peor nivel intradía desde el 12 de marzo de 2009, a 15.064 por dólar.

La entidad monetaria dijo en su Programa Monetario para 2015 que un ajuste de la política monetaria en Estados Unidos podría llevar a una reasignación de portafolios de inversionistas internacionales y contribuir a la depreciación del peso.

"Un factor que podría incidir sobre el comportamiento del tipo de cambio nominal durante 2015 es el referente a cambios en la postura de política monetaria de México respecto a la de Estados Unidos".

El Banco de México agregó que, dependiendo de la magnitud y persistencia del ajuste del tipo de cambio, no puede descartarse el riesgo de mayor inflación.