El inicio de la se mana se dio con ligeras presiones sobre la moneda mexicana que volvió a registrar movimientos por arriba de los 13.50 pesos-dólar, aunque en ese rango se vieron elevados niveles de sobre valuación, que advertían un regreso a favor del peso.

La figura técnica que realizó el peso mexicano al cierre de la semana anterior advirtió las primeras señales de un fortalecimiento, el cual se confirmó ayer al registrar un regreso debajo del 13.37, que a su vez habilitó señales para una mayor apreciación.

El movimiento se dio sin mucha información económica, pues sólo se conocieron en los Estados Unidos los datos de ventas de casas nuevas con una caída de 7%, contra -3.9% del mes anterior.

En México los comentarios del Secretario de Hacienda quien señaló que la volatilidad de los mercados de divisas podría afectar a México, pero sin mayores consecuencias, mantuvieron el optimismo sobre la moneda local.

En estas circunstancias, el peso terminó con una ganancia de 6.5 centavos al ubicarse en 13.375 pesos según el Banxico.

Análisis Técnico

La divisa mexicana confirmó un regreso debajo de los 13.37 y habilitó un escenario de mayor fortaleza a los 13.20, los cuales se confirmaron con señales de venta en el RSI y los estocásticos, que deberán mantenerse para dar una señal de mayor fortaleza con la confirmación de los MACD y los promedios móviles de corto plazo, que aún están pendientes por definir.

De confirmarse un rompimiento de la divisa azteca por encima del nivel 13.20 se habilitaría el siguiente objetivo a 12.96, mientras que un alza sobre los 13.52 pesos-dólar reactivaría las señales alcistas para la moneda estadounidense.

*Mario Copca, Analista de Divisas, MetAnálisis

[email protected]