Las malas noticias en torno del crecimiento económico en China y Europa también golpearon a las materias primas, con el oro descendiendo a mínimos de seis semanas y el petróleo a su nivel más bajo en dos semanas.

La revisión de las metas de crecimiento en China y la desaceleración de la zona euro al cierre del año pasado arrastraron a las materias primas. Aunque el descenso se profundizó en tanto el dólar repuntaba 0.6% a máximos de tres semanas ante la incertidumbre que rodea el canje de la deuda griega.

Así, los futuros del oro cerraron con una caída de 1.9% o de 31.80 dólares, para situarse en 1,672.10 dólares por onza, su nivel más bajo y por debajo de los 1,700 dólares desde el pasado 24 de enero. Otros metales como la plata y el cobre también cayeron en 2.7 y 3.2%, siendo la peor jornada del cobre desde mediados de diciembre.

En el mercado de energéticos, los futuros del West Texas Intermediate (WTI) en Estados Unidos perdieron 1.9% a 104.70 dólares por barril, su nivel más bajo desde el 17 de febrero, mientras que en Europa el Brent cedió 1.5% a 121.98 dólares al cierre del mercado londinense.