El mercado financiero mexicano ha mostrado resiliencia ante la fuerte volatilidad e incertidumbre causada por la pandemia del coronavirus, aseguró Juan Pablo Graf, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Durante su participación en la convención digital "El mercado de valores en la post-pandemia", organizado por la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB), destacó la fortaleza que han mostrado las casas de Bolsa, las Bolsa de valores y el mercado de los fondos de inversión, dadas las medidas que se aplicaron para mitigar el impacto de la crisis sanitaria.

Mencionó que gracias a la regulación se incorporaron diversas medidas en materia de control interno, continuidad de negocio, administración de riesgos, así como herramientas para la administración de liquidez, revelación de información, entre otras.

“Desde la Comisión vimos un sistema financiero que ha mostrado mucha resiliencia y el mercado de valores es parte integrante de esta historia. Tuvimos un periodo de mucha volatilidad, pero hemos pasado muy bien por los meses más difíciles (...) que hemos sabido responder con mucha coordinación entre las autoridades y las instituciones”, recalcó Juan Pablo Graf.

“La infraestructura ha presentado mucha estabilidad porque ya se cumplía con la mayoría de los estándares internacionales en la materia, lo cual evitó que la operación resultara afectada”, agregó.

En este sentido destacó que las casas de Bolsa se han mantenido muy solventes, con niveles en el índice de capital total por arriba del 10.5%, marcado por las reglas de Basilea III. Aunque el margen financiero por intermediación fue negativo al cierre de marzo, se ha observado una recuperación en los meses posteriores.

Por lo que toca a las Bolsas de valores enfatizó que aunque han tenido ajustes relevantes por la volatilidad e incertidumbre que se ha vivido a escala mundial por la pandemia de la Covid-19, no obstante, ha registrado un volumen importante de operaciones y empieza a verse su recuperación.

“Por problemas operacionales, la BMV tuvo fallas que son conocidas y que las autoridades estamos analizando, pero en general, el mercado y la infraestructura de las Bolsas de valores han estado operando de manera correcta y con un volumen importante de operaciones”, comentó el titular de la CNBV.

Mientras que en el mercado de los fondos de inversión tambien se ha mostrado resiliente y no se observaron salidas importantes de los inversionistas en la época de la pandemia, pese a las fuertes variaciones de los precios de los activos. 

En este segmento, la deuda gubernamental y los reportos de deuda del gobierno continuaron siendo los principales activos en este año. 

“En este periodo se puso nuevamente a prueba la estabilidad de los fondos de inversión de la salida y las medidas en las cuales hemos venido trabajando industria y autoridad para que tengan las herramientas que necesitan en protección de los inversionistas”, expuso Graf. “Los fondos estaban mejor preparados con respecto a la crisis del 2008 para enfrentar el choque de esta naturaleza”, recalcó.

No obstante, dijo que “la crisis ha dejado muchos retos y los estamos afrontando”, como ha sido la operación cada vez más digital en los mercados de valores.

“La creciente actividad digital es un desafío muy importante que encaramos también con una facilidad temporal y con el llamado ‘onboarding digital’, para que las casas de Bolsa puedan inscribir nuevos inversionistas sin la presencia de los clientes en sucursales como tradicionalmente lo ha hecho el sector, pero con mayores facilidades”, señaló.

El mensaje del presidente de la CNBV es que el sistema financiero de México tiene fortaleza y las herramientas para responder a la crisis sanitaria actual.

kg