El euro cambiaba de manos a 125.70 yenes, plano en la jornada y lejos del máximo de 34 meses de 127.71 de la semana pasada.

En las últimas operaciones de este miércoles en la Bolsa de Nueva York, el dólar se negoció con una leve baja a 93.47 yenes, por debajo de un máximo de tres años a 94,42 yenes alcanzado el lunes.

Los mercados también se mostrarían cautelosos hasta conocer el resultado de una reunión del Banco de Japón que termina el jueves, aunque muchos esperan que el banco aplace nuevas easing measures hasta abril cuando se encontrará con un nuevo gobernador.

Más temprano, el euro pasó a terreno negativo frente al dólar y al yen japonés en operaciones volátiles antes de una reunión del G-20 en Moscú este fin de semana.

El euro se debilitaba un 0.1% frente al dólar, cotizando a 1,3438 billetes verdes.

EGV