El estímulo fiscal o apoyo que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) otorgó a los consumidores de gasolina regular esta semana fue el más alto hasta el momento: de 75.6% del cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), con lo que la cuota disminuida de este impuesto queda en 1.22 pesos por litro y el ahorro para quienes compran esta gasolina es de 3.46 pesos por litro.

Para la Premium y el diesel también se rompió récord, con 61.1 y 73% de estímulo fiscal, conforme el acuerdo que publicó Hacienda en el Diario Oficial de la Federación. Con ello, para la semana del 26 de mayo al 1 de junio, los consumidores de gasolina mayor o igual a 92 octanos recibirán un estímulo que le resta al IEPS 2.37 pesos por litro, con lo que la carga impositiva es de 1.51 pesos por litro, mientras que para el diesel el estímulo es de 3.68 pesos por litro y la cuota disminuida de IEPS, es de 1.36 pesos por litro.

En establecimientos de la delegación Benito Juárez, el litro de gasolina regular marca Magna de Petróleos Mexicanos (Pemex) ha alcanzado un precio de 18.79 pesos por litro. De no contar con el estímulo fiscal que se otorga, su precio al consumidor llegaría a 22.25 pesos por litro en sus niveles más altos.

Pero, si se eliminara completamente el IEPS, la gasolina regular más cara del país se vendería en 17.67 pesos por litro, precio que ya resultaría en un aumento anual de 12%, o 1.99 pesos por litro.

En el caso de la gasolina Premium, algunos distribuidores de Zacatecas, Nayarit y la capital tienen un precio de 20.19 pesos por litro, por lo que de no contar con el estímulo fiscal costaría 22.56 pesos por litro, pero sin IEPS su precio sería de 18.69 pesos por litro, con lo que habría aumentado 6.6%, o 1.1 pesos por litro en un año.

El litro de diesel se ofrece a un precio de hasta 19.58 pesos por litro en gasolineras de Aguascalientes y Zacatecas, precio que sin estímulo se elevaría hasta a 23.26 pesos por litro, aunque sin IEPS costaría 18.22 pesos por litro, con lo que habría aumentado 1.47 pesos por litro en un año.

Acorde con la referencia

hoy en día, Pemex importa poco más de 72% de las gasolinas que comercializa, por lo que en la fórmula para establecer los precios al consumidor se determinó que poco más de la mitad de este monto sería el precio de referencia que se toma del mercado líquido de Estados Unidos.

De acuerdo con la Administración Internacional de Energía del gobierno del vecino del norte, los precios promedio de las gasolinas en todo el país han aumentado de 2.51 a 2.99 dólares por galón en un año, lo que implica que los precios al consumidor se han elevado 19% en este periodo, impulsados por el incremento del precio internacional del petróleo. A partir de diciembre del año pasado, con una ligera caída excepcional en la tercera semana de marzo, los precios de referencia de Estados Unidos han tenido un aumento constante, que ha provocado que los estímulos a los impuestos aumenten casi en la misma proporción en México.

kgarcia@eleconomista.com.mx