Londres - El cobre operaba estable este miércoles, aunque presionado por las preocupaciones por una desaceleración económica mundial, un débil inicio de la temporada de resultados corporativos en Estados Unidos y los problemas de deuda en Europa.

Los operadores aguardaban además un dato clave económico de China, el mayor consumidor de metales, que se conocerá a fines de la semana.

El cobre en la Bolsa de Metales de Londres cotizaba en 7,506 dólares la tonelada a las 1015 GMT, casi sin cambios frente al cierre del martes de 7,490 dólares la tonelada.

Los precios de han recuperado desde mínimos de seis meses de 7,233.25 dólares la tonelada que registraron el mes pasado, pero han caído 1% en el año.

"Los mercados están quietos, no hay tendencia hacia ninguna dirección. Los inversionistas están muy cautos y los consumidores están fuera del mercado", dijo el analista Stephen Briggs de BNP Paribas. "Se está esperando que pase algo concreto de parte de la Fed, el fin del drama en Europa y el producto interno bruto de China", agregó.

El euro se mantenía cerca a mínimos de dos años frente al dólar, cuya fortaleza hace a las materias primas más caras para los tenedores de otras monedas.

Los mercados esperan conocer el PIB de China del segundo trimestre, que podría ser débil, lo que impulsaría medidas monetarias más expansivas que terminarían apoyando a las materias primas.

Rob