Los precios del crudo volvieron a cerrar con pérdidas, afectados por temores de una disminución en la demanda ante débiles cifras económicas de Estados Unidos y los constantes temores de que Grecia deba reestructurar su deuda.

El crudo WTI retrocedió 0.46 centavos a 96.91 dólares el barril, con lo que tan sólo en lo que va de mayo acumula una pérdida de 14.94 por ciento.

En tanto, el Brent bajó 85 centavos, a 109.99 dólares por barril, así, en mayo cae 12.63 por ciento.

Al igual que los mercados accionarios los precios del crudo cayeron ante los decepcionantes datos del sector inmobiliario y de producción industrial que se dieron a conocer en Estados Unidos y que llevaron a los inversionistas a liquidar activos riesgosos.

Por lo que, durante la jornada, el WTI llegó a caer más de 2 dólares, mientras que el Brent se hundió hasta 4.66 dólares.

Sin embargo, el repunte del euro frente al dólar ayudó a que el petróleo limitara sus pérdidas.

La divisa única europea subió por un ajuste técnico después de haber caído a mínimos de siete semanas el lunes pasado.

A pesar de este avance, el euro aún está presionado por la situación de la deuda griega, a lo que se le suma el próximo fin del alivio cuantitativo de la Reserva Federal de Estados Unidos que se espera que impulse al dólar.

Hoy, el reporte oficial sobre las existencias de crudo en Estados Unidos podría impulsar los precios del crudo, ya que se prevé una caída en los inventarios de gasolina.

Asimismo, la paralización de la producción de crudo en Canadá, el mayor proveedor de Estados Unidos, debido a incendios forestales también apoyaría los precios.

[email protected]