El oro rebotó el lunes impulsado por la debilidad del mercado bursátil tras tocar un mínimo en más de dos semanas, antes de la reunión de la Reserva Federal (Fed), en la que el banco central estadounidense podría aprobar una subida de las tasas de interés y señalar tres alzas más este año.

Los principales índices de Wall Street caían, arrastrados por el desplome de los papeles de Facebook tras reportes de que hubo un uso indebido de los datos de 50 millones de usuarios.

El oro al contado avanzó 0.3% a 1,317.49 dólares la onza, tras caer antes a 1,307.51 dólares, su nivel más bajo desde el 1 de marzo. Los futuros del oro en Estados Unidos para abril ganaron 5.5 dólares, o 0.37%, a 1,317.80 dólares.

El precio del lingote ha repuntado tras cada una de las cinco subidas previas de tipos y se espera que vuelva a ocurrir de nuevo, dijeron operadores, que citaron riesgos geopolíticos y temores sobre una guerra comercial.

La reunión de dos días del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed comienza el martes. Los expertos esperan que el banco central estadounidense suba las tasas por vez primera este año el miércoles.

Como se da por hecho el incremento de los tipos en 25 puntos base, uno de los focos de atención clave será ver si las autoridades del banco central estadounidense prevén cuatro aumentos para este año, en lugar de las tres alzas proyectadas en la reunión de diciembre.

En otros metales preciosos, la plata cedió 0.1% a 16.29 dólares la onza. En tanto, el paladio cayó 0.6% a 988.50 dólares y el platino avanzó 0.93% a 951.70 dólares, tras tocar su mínimo desde el 3 de enero a 936.50 dólares.

Industriales, presionados

El cobre cayó el lunes y el aluminio tocó su nivel más bajo desde mediados de diciembre por una debilidad generalizada de los activos ligados al ciclo económico, antes de una esperada alza de las tasas de interés y mientras se reunían ministros de Finanzas del G20.

El anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de aranceles a las importaciones de acero y aluminio ha provocado temores a una guerra comercial global que podría afectar a la demanda por materias primas.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres cerró con una caída de 0.5% a 6,854 dólares por tonelada, después de tocar durante la sesión 6,785 dólares por tonelada, su nivel más bajo desde el 9 de marzo.

El aluminio, en tanto, bajó en un momento 2,069 dólares por tonelada, su nivel más bajo desde el 19 de diciembre, pero cerró con un avance de 0.1% a 2,088 dólares por tonelada, recuperándose de pérdidas ante un retroceso del dólar.

Las existencias de aluminio en Shanghai subieron en 87,303 toneladas a un récord de 934,216 toneladas, según datos divulgados el viernes. Los inventarios del metal en almacenes aprobados por la Bolsa de Metales de Londres bajaron en 12,250 toneladas, mostraron datos el lunes, pero aún representan un alza de 22% respecto a los mínimos de febrero.

Las preocupaciones por una posible guerra comercial entre China y Estados Unidos y la frustración por los aranceles impuestos por Trump amenazaban con dominar una reunión de esta semana del G20 entre líderes financieros.