La Bolsa de Nueva York conserva por muy poco tiempo su condición de primer mercado bursátil por volumen en Estados Unidos. El Intercontinental Exchange (ICE), operadora de la Bolsa de Nueva York (NYSE), hará grandes cambios en la Bolsa neoyorquina, publicó el diario The Wall Street Journal.

Agregó que hace tres meses, ICE tomó control de la casa matriz de NYSE por más de 8,000 millones de dólares.

Jeffrey Sprecher, presidente ejecutivo del ICE, puso en marcha un plan para vender negocios complementarios y trasladar algunos empleos de Nueva York a Atlanta, donde se encuentra la sede de ICE, para maximizar ahorros con la fusión.

Los analistas prevén que elimine más de un tercio de los alrededor de 4,100 trabajadores de la empresa combinada.

Sprecher puede darse el lujo de experimentar con cambios en el NYSE porque esa Bolsa es una parte muy pequeña de ICE.

El volumen de transacciones de NYSE representará solo 6% de los ingresos totales cuando se complete la venta de la Bolsa europea Euronext de ICE, según la empresa.

En una conferencia telefónica con analistas, Sprecher dejó claro que está más interesado en crear valor para los accionistas que en mantener el primer lugar de NYSE por volumen.

Nuestra estrategia nunca ha sido manejar el negocio pensando en la participación de mercado , dijo.

En enero, su rival BATS Global Markets estuvo a punto de destronar a NYSE cuando gestionó 20.54% del volumen de transacciones en Estados Unidos, frente a 20.58% de NYSE, según Sandler O’Neill & Partners. El mercado tecnológico Nasdaq OMX Group Inc consiguió una participación de 20.01%, según The Wall Street Journal.

ICE informó que sus ingresos en el cuarto trimestre crecieron a más del doble, pero costos de adquisición y otros factores extraordinarios provocaron una pérdida general de 176 millones de dólares ,frente a una ganancia de 130 millones de dólares un año antes.

En sus 13 años de historia, ICE ha creado un imperio global de bolsas de derivados y cámaras de compensación.

Creció mediante adquisiciones, transformó instituciones tradicionales con tecnología y las convirtió en negocios más manejables.

La adquisición de NYSE, sin embargo, supone otro tipo de retos relacionados a la hipercompetitividad y la alta sensibilidad política del mercado bursátil estadounidense.

El interés original de ICE en el NYSE era su mercado de derivados con sede en Londres, Liffe, que encajará perfectamente con el grupo de bolsas de ICE.

Pero fue el negocio de acciones de NYSE lo que colocó a Sprecher en el centro de la atención.

A futuro, Sprecher incluso podría vender la Bolsa neoyorquina, dijo Diego Perfumo, analista de Equity Research Desk LLC, que asesora a fondos de cobertura.

El NYSE es el mercado más representantivo en el mundo y de acuerdo con los analistas todo lo que ahí pasa repercute en las plazas burátiles de todo el mundo.

valores@eleconomista.mx