Han sido 13 años desde que Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) se hizo pública y comenzó a cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores  (BMV). Si se hubiera invertido 1 peso desde el día de su Oferta Pública Inicial (OPI) a la fecha, se hubiera obtenido un rendimiento de 628 pesos.

En dicho periodo la concesionaria del aeropuerto de Guadalajara se ha convertido en una de las empresas favoritas de los inversionistas, motivo por el cual la compañía que dirige Raúl Revueltas forma parte del principal índice accionario que concentra las 35 compañías mexicanas más valiosas, el S&P/BMV IPC.

“Se trata de una de las empresas con más trayectoria y de las más exitosas en la Bolsa mexicana, en este lapso, se ha observado una mejora importante en términos de rentabilidad y retorno para los inversionistas”, dijo Roberto Solano, analista de sector de Grupo Financiero Monex.

En su primera sesión en el mercado accionario, el valor de sus títulos cerró en 25.66 pesos por unidad. Actualmente, los papales de la emisora cotizan en 186.95 pesos, equivalente a un rendimiento de 628 por ciento.

En 1999 GAP adquirió 15% de la compañía AMP. Fue en el año siguiente cuando fue aprobado por vez primera el Plan Maestro de Desarrollo (PMD) correspondiente al quinquenio 2000-2004 donde planearía una pequeña expansión y ajustes en los aeropuertos de Los Cabos, una sala de espera en la terminal de Hermosillo, Sonora, y la ampliación en el aeropuerto de Guadalajara.

Con el PMD correspondiente al periodo del 2005-2009, se realizó la adquisición de conversiones comerciales en los aeropuertos de Vallarta y Guadalajara. Para el año 2013 se crearía la fundación GAP.

Hasta hace dos años, el grupo aeroportuario operaba 12 terminales aéreas nacionales como las de Tijuana, Manzanillo, Morelia, La paz, entre otras.

El GAP adquirió las concesiones de los aeropuertos de Montego Bay y Kingston en Jamaica, expandiendo sus operaciones a nivel internacional.

De acuerdo con su último reporte al cuarto trimestre del 2018, el GAP se ha posicionado como el primer grupo aeroportuario que cotiza en la BMV en transportar más pasajeros acumulando un total de 40.5 millones durante el año pasado, seguido de ASUR con 33.2 millones y 21.6 millones de usuarios por parte de OMA.

Más retos

En octubre del año pasado, el valor de las acciones de GAP se vio afectado tras el anuncio de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, ya que representaba una mala noticia para el sector considerando los problemas de tráfico aéreo que se originarían tras dicho anuncio.

En un solo día, sus títulos en la de la BMV cayeron 4.75 por ciento. Desde octubre a la fecha, sus papeles muestran una recuperación de 4.75% a 186.68 pesos por unidad, precio de cierre del viernes.

Aunque sus papeles muestran crecimiento, los analistas continúan con su estrategia de Mantener la acción pues consideran que si bien aún tiene potencial de crecimiento, la empresa tiene retos por superar.

La administración federal mencionó que iniciaría operaciones para descentralizar la carga en el aeropuerto capitalino a través de las operaciones simultáneas con la terminal de Toluca y Santa Lucía.

Raúl Revueltas, director general del GAP, dijo que se encuentran en una buena oportunidad para que el aeropuerto de Guadalajara pueda funcionar como hub alterno.

“En la práctica, es un tema mucho más complejo. El aeropuerto de Monterrey, para el caso de OMA queda a 7,000 km de la ciudad eso representaría un mayor tiempo para un turista que viene de Houston, por ejemplo. O estaría a 500 km de Guadalajara en caso de que se decidiera aterrizar en dicha ciudad, para posteriormente trasladarse a la capital mexicana”, mencionó un analista que no quiso ser citado.

Un factor importante que considerar será la presentación del nuevo PMD, mismo que contempla las inversiones que se realizarán en los próximos cinco años y cuya aprobación se buscará el próximo año.

“El punto es que la nueva administración pueda tener una visión distinta a las administraciones anteriores, lo que eventualmente puede tener una repercusión en la aprobación de los planes de inversión y por ende en las tarifas de uso aeroportuario”, expresó Montañez.

Gran apuesta

Para el especialista de Monex, la emisora, particularmente los tres grupos aeroportuarios han sido atractivos para invertir. La recuperación del precio de la acción fue significativa en los últimos meses y todavía se observa valor a futuro.

Banorte esperan que el precio de la acción llegue a 206.7 pesos por acción para finales del 2019, lo que representa un potencial de retorno de 10.72%; mientras que el Grupo Financiero Monex estima un alza 7.14 por ciento.

[email protected]