La aparición de un sin número de empresas en el sector aeroespacial, negocio cuyo valor es de 400,000 millones de dólares, ha atraído el interés de inversionistas.

“El sector aeroespacial es relativamente nuevo”, dijo Andrew Chanin, cofundador y presidente de ProcureAM, un emisor de ETF.

SpaceX, Blue Origin, Rocket Lab, Virgin Galactic y otras se encuentran entre estas nuevas empresas del sector, pero no están disponibles para la mayoría de los inversionistas.

Por eso, Chanin se asoció con el fondo Space Investment Services, para desarrollar el fondo cotizado en Bolsa (ETF) Procure Space, etiquetado como OVNI (UFO, en inglés). El instrumento incluye a cerca de 30 empresas.

UFO no se limita a empresas estadounidenses. Incluye todo tipo de empresas, desde comunicación satelital, como Iridium, Inmarsat, SES, a fabricantes de equipo, como Harris o Airbus.

El índice “es considerado como el principal punto de referencia de la industria aérea por la Space Foundation”, dijo Chanin.

La Space Foundation es una organización sin fines de lucro, que también es anfitriona de las reuniones más famosas del sector llevadas a cabo en Colorado.

Space Angels, un fondo de inversión con sede en Nueva York, reportó apenas la semana pasada que se han invertido más de 20,000 millones de dólares la última década en más de 435 empresas del sector aeroespacial.

Las inversiones en dicho segmento se han acelerado. Tan sólo en el primer trimestre de este año se han llevado a cabo nueve rondas de financiamiento por 1,700 millones de dólares en acciones de dichas compañías, de acuerdo a información de Space Angels. Dicha cifra duplicó la del trimestre anterior.

Empresas como SpaceX, OneWeb y Amazon están invirtiendo fuerte en el sector.

[email protected]