El 2014 fue uno de los años más dinámicos en lo referente a capital recaudado por parte del sector de fideicomisos de infraestructura y bienes raíces (fibras) en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Las cinco colocaciones de este año significaron un aumento de 15.3% contra las seis emisiones del año pasado.

A unos días de que concluya este año, los fibras levantaron capital por 60,407.2 millones de pesos en el mercado accionario, contra los 52,355.9 millones de pesos de las seis colocaciones del 2013.

El monto no tomó en cuenta la colocación de certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios (CBFI) por parte del Fideicomiso Hipotecario (FHipo), debido a que se trata de un instrumento que no se considera 100% como fibra.

Algunas fueron nuevas colocaciones, como la más reciente de Fibra Monterrey. Otras, como la de Fibra Uno (Funo) fueron follow on a colocaciones llevadas a cabo antes.

La primera oferta pública primaria global y simultánea de CBFI fue de Fibra Prologis, el 4 de junio. Esta compañía colocó 296.7 millones de certificados, recaudando 8,010.9 millones de pesos.

De acuerdo con información de la BMV, el capital recabado por este fideicomiso sería destinado para financiar una parte del precio de compra del portafolio inicial.

La segunda colocación -y que hasta el momento ha sido la más grande del mercado- la realizó Funo, cuando el 11 de junio levantó 32,816.4 millones de pesos.

El año pasado este fibra recaudó del mercado bursátil 22,050 millones de pesos.

En septiembre, Fibra Macquarie llevó a cabo su oferta primaria global de 207 millones de CBFI, por los cuales levantó 4,864.5 millones de pesos.

La otra colocación de CBFI, llevada a cabo apenas en noviembre, fue por parte de Terrafina, la cual levantó capital por 6,090.4 millones de pesos.

La última colocación en este año la llevó a cabo Fibra Monterrey (FMTY), misma que levantó del mercado accionario 8,625 millones de pesos.

También se llevó a cabo la colocación del Fideicomiso Hipotecario (FHipo). Dicho instrumento es distinto a los fibras, pues se enfoca en la adquisición y administración de hipotecas originadas por el Infonavit.

FHipo colocó en los mercados nacionales e internacionales 350 millones de CBFI, recabando con ello 8,625 millones de pesos.

Prologis prevé buen crecimiento de los fibras en el 2015

El crecimiento del fideicomiso de infraestructura y bienes raíces (fibra) Prologis está muy ligado a la llegada de empresas de manufacturas y automotrices al país.

Luis Gutiérrez Guajardo, presidente para América Latina del fibra, comentó que esta compañía se enfoca en dos estrategias. La primera tiene que ver con centros de distribución parte logística y la segunda, con las manufacturas.

El directivo mencionó que en la ciudad de México la demanda por espacio ha crecido, tan sólo en los últimos 12 meses ha sido por más de 600,000 metros cuadrados.

Sobre la parte de manufactura, dijo que al tercer trimestre del año, los niveles de ocupación en los parques industriales fue del 95.3 por ciento.

Comentó que el portafolio de Prologis en México cuenta con 3 millones de metros cuadrados.

La parte logística se ubica en el Distrito Federal, Guadalajara y Monterrey y la parte de manufactura se encuentra en los mercados de la zona fronteriza norte del país, Reynosa, Tijuana y Ciudad Juárez, añadió.

Recordó que este 2014 fue un buen año, sobre todo porque llevaron a cabo, en junio, la colocación de certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios que les permitió recabar alrededor de 550 millones de dólares, capital que se usará para crecimiento de su portafolio.

Si bien reconoció que este año arrancó difícil, en materia de colocaciones en la Bolsa Mexicana de Valores, Prologis vio una venta de oportunidad y la aprovechó.

Comentó que esa emisión les significó resultados favorables, pues tuvo una sobredemanda de tres veces a uno, donde 60% fue demanda global y el resto, doméstica.

Gutiérrez dijo que el sector de fibras representa una buena alternativa para que el gran público inversionista tenga acceso en los grandes productos inmobiliarios.

Expresó que en un futuro habrá más fibras en el país, con un sector más maduro, es decir con una especialización por sectores y no tanto multiproducto; además descartó que se vaya a presentar una burbuja inmobiliaria.

pablo.chavez@eleconomista.mx