WASHINGTON.- La economía de Estados Unidos creció ligeramente menos de lo esperado en el primer trimestre, contenida por los inventarios y las exportaciones, pero el repunte del gasto del consumidor ofreció evidencia de una recuperación sustentable, mostró un informe del gobierno.

El Producto Interno Bruto (PIB) se expandió a un ritmo de 3.2%, dijo el viernes el Departamento de Comercio en su estimación avanzada, marcando tres trimestres seguidos de crecimiento luego de que la economía saliera de su peor recesión desde los años 1930.

Analistas consultados por Reuters pronosticaban que el PIB, que mide la totalidad de bienes y servicios producidos dentro de las fronteras del país, crecería a un ritmo de 3.4% en los primeros tres meses del 2010, tras un avance de 5.6% en el cuarto trimestre.

"Es una cifra buena y sólida. La lectura general está bastante cerca de las expectativas. Una vez que se escudriña bien, se ven alguna señales muy positivas", dijo Ward McCarthy, jefe de economía financiera de Jefferies & Co., en Nueva York.

"Esta es sólo la última pieza de evidencia que sugiere que la recuperación es sustentable", agregó.

Pese a la desaceleración frente al trimestre anterior, los detalles del informe fueron bastante optimistas, entre ellos el gasto del consumidor que se aceleró 3.6%, más del doble de 1.6% en el cuarto trimestre.

El avance del primer trimestre en este ítem fue el mayor desde el primer trimestre del 2007.

El gasto en consumo, que normalmente representa 70% de la actividad económica de Estados Unidos, sumó 2.55 puntos porcentuales al PIB de los últimos tres meses, la mayor contribución porcentual desde el cuarto trimestre del 2006.

Los inventarios empresariales aumentaron en 31,100 millones de dólares en los primeros tres meses del año, ya que los empresarios reabastecieron sus inventarios para satisfacer la mejor demanda doméstica, en el primer incremento desde el primer trimestre del 2008.

Los inventarios contribuyeron con 1.57 puntos porcentuales al PIB, menos de la mitad de la contribución de los últimos tres meses del 2009, cuando las compañías fueron menos agresivas en desocupar sus existencias.

Cuando las empresas disminuyen el ritmo al cual liquidan los inventarios, las manufactureras aumentan la producción y esto impulsa el PIB. Los inventarios cayeron en 19,700 millones de dólares en el último trimestre del 2009.

Excluyendo inventarios, la economía estadounidense se expandió a un ritmo de 1.6%, tras una tasa de 1.7% en el cuarto trimestre.

Las compañías continuaron gastando en software y equipamiento, aunque ligeramente menos que en el anterior trimestre. La inversión de las empresas subió a una tasa del

4.1%, tras anotar un ritmo de 5.3% en los últimos tres meses del 2009.

La construcción de nuevas viviendas, sector que mostró altibajos a principios de este año, fue una carga para el crecimiento en el primer trimestre, tras dos trimestres de avance. La inversión residencial se contrajo a un ritmo de 10.9%, luego de crecer a una tasa de 3.8% en el cuarto trimestre.

El crecimiento de las exportaciones se desaceleró con fuerza a un ritmo de 5.8% en los tres primeros meses del 2010, desde una tasa de 22.8% en el periodo anterior, mientras que las importaciones crecieron 8.9 por ciento.