El cobre subió a su mayor nivel en una semana este martes, luego de que datos de ventas minoristas estadounidenses mejores a lo esperado consolidaron las ganancias previas por cifras de China, que atenuaron los temores sobre la expansión global y elevaron el apetito por el riesgo.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres subió a un máximo de jornada de 9,172 dólares por tonelada, antes de cerrar a 9,170 dólares desde el cierre del lunes de 8,910 dólares.

Las ventas minoristas en Estados Unidos cayeron en mayo por primera vez en 11 meses, afectadas por un fuerte descenso en las compras de autos, según un informe gubernamental, aunque el descenso fue menor a lo esperado.

"Esto sugiere que el bache de debilidad puede ser temporal", dijo Gennadiy Goldberg, analista de 4Cast Ltd.

Un reporte por separado del Departamento de Trabajo de Estados Unidos mostró que los precios al productor subieron 0.2%, un brusco freno respecto al alza de 0.8% en abril.

El euro subió a un máximo de jornada contra el dólar, lo que ayudó también a los precios de los metales.

Más temprano, un informe mostró que la inflación china se aceleró 5.5% en mayo, pero estuvo en línea con las previsiones. La producción industrial, con un alza de 13.3%, también coincidió con las expectativas.

Pekín también elevó el ratio de los requisitos de reserva para los prestamistas comerciales en otros 50 puntos básicos, horas después de la difusión de los datos de inflación y producción, con lo que sumó la sexta subida de encajes en lo que va del año.

"El impacto del aumento del ratio del requisito de reservas fue limitado. Hay más operadores que están mirando los datos económicos en sí mismos, que estuvieron en línea con lo previsto", dijo el analista de Commerzbank Daniel Briesemann. Los datos "están siendo interpretados como bastante buenos".

Otro factor que apoyaba a los precios del cobre era una huelga de contratistas de la mina chilena El Teniente, el quinto mayor yacimiento mundial del metal, que ya lleva tres semanas.

El aluminio cerró en 2,627 dólares, desde 2,590 dólares por tonelada al cierre del lunes.

El estaño terminó en 25,650 dólares, frente a 24,795 dólares por tonelada.

El zinc cotizó en 2,280 dólares, contra 2,248 dólares por tonelada.

El plomo terminó en 2,580 dólares, desde 2,535 dólares por tonelada.

El níquel se transó en 22,315 dólares, desde 22,275 dólares por tonelada.