Estados Unidos exportó la semana pasada más petróleo crudo y combustible del que importa, por primera vez desde que se llevan registros. Esto según datos publicados el jueves, el mismo día en que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) terminó sin decisión una reunión para frenar la producción y equilibrar el alza de la oferta estadounidense.

Al sumar todas las entradas y salidas de productos crudos y refinados, EU exportó 211,000 barriles por día (bpd) netos en la semana que terminó el 30 de noviembre, la primera vez que sucede, según cifras del Departamento de Energía que se remontan a 1973.

Las exportaciones de petróleo crudo aumentaron en la semana a un récord de más de 3.2 millones de bpd, según datos de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos.

“¿Cuándo enviará Estados Unidos un delegado a las reuniones de la OPEP?”, dijo Kyle Cooper, consultor de ION Energy en Houston. “Es realmente asombroso. Creo que ocurrirá cada vez más a menudo en los próximos años”.

Históricamente, EU ha sido importador de petróleo, en parte debido a una prohibición de cuatro décadas a las exportaciones de crudo que levantó a finales del 2015 el entonces presidente Barack Obama.