La economía estadounidense sigue en la senda de la recuperación, iniciada ya hace casi tres años, aunque con un ritmo lento a débil , según el Libro Beige de la Reserva Federal (Fed).

Reportes de los 12 distritos de la Reserva Federal indicaron que la economía continuó expandiéndose a un ritmo de modesto a moderado desde mediados de febrero hasta fines de marzo . El informe estableció señales esperanzadoras para el crecimiento, incluyendo una contratación estable y escasez de trabajadores calificados, así como ventas de vehículos nuevos y mejoras en los mercados inmobiliarios residenciales, pero con una fuerte dosis de preocupación por los costos de la energía.

La economía sigue creciendo en un ritmo lento a débil desde mediados de febrero a finales de marzo , indicó el reporte que se publica cada seis semanas con base en la información que reúnen las filiales regionales de la Fed.

La actividad manufacturera, principal motor de la recuperación económica que inició a mediados del 2009, continuó creciendo en la mayor parte de las regiones , informó el banco central estadounidense.

Según la Fed, el gasto en consumo de los hogares fue percibido como positivo, pero el aumento de las ventas en muchas regiones fue atribuido a un invierno inusualmente cálido.

Si bien la perspectiva a corto plazo para el consumo de los hogares fue esperanzadora, los profesionales expresaron (...) inquietudes sobre la posibilidad de que el alza del precio de la gasolina pueda limitar los gastos no esenciales en los próximos meses , precisa la Fed.

MEJORA LA CONSTRUCCIÓN

Con respecto al sector de la construcción, el informe de la Fed reveló una leve mejora en esta área, deprimida desde hace varios años, en particular en el sector de las viviendas colectivas.

El lenguaje empleado por la Fed para describir el progreso de la actividad económica del país es el mismo que utilizó en la publicación de febrero del Libro Beige.