El sector privado de Estados Unidos creó 162,000 empleos en septiembre, más de lo esperado pero aun apuntando a una lenta mejoría en el mercado laboral, mostraron el miércoles datos de un procesador de nóminas.

Los economistas consultados por Reuters habían pronosticado que el Informe Nacional de Empleo de ADP mostraría una apertura de 143,000 empleos.

ADP revisó además la cifra de agosto para mostrar que ese mes se abrieron 189,000 empleos, menos que los 201,000 reportados inicialmente. El alza de julio también fue revisada hacia abajo, a 156,000, desde 173,000 informados en un primer momento.

El informe es desarrollado conjuntamente con Macroeconomic Advisers LLC.

"Esto es consistente con un ritmo moderado de crecimiento del empleo y aún no hemos hecho mucho avance con las pérdidas durante la depresión", dijo Scott Brown, economista jefe de Raymond James en St. Petersburg, Florida.

"Nos gustaría ver un crecimiento del orden de los 200,000 a 250,000 (puestos de trabajo)", agregó.

Los futuros de Wall Street subieron inmediatamente después de la divulgación del dato, mientras que el dólar se fortaleció frente al yen japonés.

El informe se conoce dos días antes de la publicación del dato oficial sobre la creación de empleos de septiembre, que incluye tanto al sector privado como al público.

Se prevé que el dato oficial muestre que el crecimiento del empleo mejoró levemente, con la adición de 113,000 puestos de trabajo en total. Para las nóminas privadas, se espera una cifra de 130,000 empleos.

Los economistas suelen usar el informe de ADP para ajustar sus expectativas para la cifra oficial de nóminas, aunque no siempre es exacto a la hora de predecir el resultado.

RDS