Washington.- El índice de precios al consumidor de Estados Unidos presentó en enero su mayor alza en cuatro meses, impulsado por el aumento de los valores de la gasolina, lo que resalta la creciente preocupación de que los costos más altos de la energía impacten la recuperación económica del país.

En un reporte que también podría frenar a la Reserva Federal de Estados Unidos en la posibilidad de un nuevo estímulo monetario, el Departamento del Trabajo dijo el viernes que el índice de precios al consumidor se incrementó un 0.2% el mes pasado.

Los economistas consultados por Reuters esperaban un alza del 0.3 por ciento.

En tanto, la medición subyacente, que excluye los precios volátiles de los alimentos y la energía, subió también un 0.2%, en línea con lo esperado.

Sin embargo, el reporte indicó que el ritmo del incremento del índice subyacente en los 12 meses hasta enero trepó inesperadamente a un 2.3 por ciento.

Aunque la Fed realiza una medición distinta de la inflación, el alza en la lectura del índice de precios al consumidor subyacente en 12 meses, visto como un barómetro de la tendencia inflacionaria, podría ser interpretado como una señal de que las presiones en este punto no están cediendo tan rápido como se esperaba.

Al cierre de su reunión de enero, la Fed dijo que posiblemente mantendría sus tasas de interés a niveles mínimos al menos hasta fines del 2014.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, expresó cautela sobre los recientes avances en la economía y dejó la puerta abierta a la compra de nuevos bonos del banco central para alentar el crecimiento.

El mes pasado, los precios de la gasolina desestacionalizados avanzaron un 0,9%, sostuvo el reporte.

El aumento ocurrió luego de tres meses consecutivos de declive. Las tensiones en Oriente Medio han estado impulsando al alza los precios del petróleo, lo que eleva los costos del combustible para los estadounidenses. Los precios de los alimentos avanzaron un 0.2% en enero.

El índice general de precios al consumidor acumuló un alza del 2.9% interanual en enero, también en línea con las expectativas de los analistas sondeados por Reuters.

RDS