Washington.- Los precios al productor de Estados Unidos bajaron en abril y los costos excluyendo alimentos y energía se mantuvieron contenidos, sugiriendo que la inflación no es una preocupación de corto plazo para los funcionarios de la Reserva Federal.

El Departamento de Trabajo dijo que el índice ajustado estacionalmente de precios pagados por los productores a las puertas de fábricas y granjas de Estados Unidos bajó 0.1% en abril, tras un alza del 0.7% en marzo.

Los economistas consultados por Reuters esperaban que el índice mostrara un incremento del 0.1% el mes anterior.

Comparado con abril del año pasado, los precios treparon un 5.5%, ligeramente por encima de las proyecciones del mercado. Excluyendo los costos volátiles de los alimentos y la energía, los precios al productor subieron 1% en la comparación con el año pasado.