En 2013 los activos bajo manejo de la industria de ETP (Exchange-Traded Products) generaron entradas por 190.5 mil millones de dólares, para sumar recursos totales por 1.701 billones de dólares, dio a conocer en su reporte BlackRock.

El año pasado, dice el comunicado, el S&P 500 tuvo su mayor ganancia desde 1997, con un retorno total de 32.4%, y el Dow Jones tuvo su mejor año desde 1995 después de subir 27 por ciento. Los ETPs de renta variable (RV) de Estados Unidos mostraron ingresos por 138 mil millones de dólares, llevándose el 72% de los flujos totales a ETP.

En cuanto a los mercados desarrollados y emergentes, BlackRock detalló que una política monetaria más laxa y recuperaciones económicas en Estados Unidos, Europa y Japón, en conjunto con tasas de interés crecientes, llevó a los inversionistas a favorecer los mercados desarrollados de RV sobre los mercados emergentes. Los ETPs de mercados desarrollados capturaron 214 mil millones de dólares en entradas durante el 2013, más del doble que en el 2012.

Por otra parte, los ETPs de renta fija tuvieron entradas por 12.8 mil de millones de dólares ya que se vio más una rotación en duración que en salidas de esta clase de activos. Las expectativas en torno de la Reserva Federal (Fed) llevaron a los rendimientos de los bonos del tesoro a niveles no vistos desde 2009, lo cual llevó a los inversionistas a reducir sus posiciones en larga duración (30.8 mil millones de dólares de entradas a instrumentos con duración <3 años).

En lo que corresponde a los commodities, BlackRock resaltó en su boletín que los ETPs del oro tuvieron salidas por la sorprendente cantidad de 27.4 mil millones de dólares conforme el precio del oro cayó 27%, el peor desempeño desde 1981 y el primer año que termina a la baja desde el 2000.

fondos@eleconomista.com.mx