Londres - El cobre caía este jueves debido a preocupaciones sobre una falta de avances en las tratativas para evitar el "precipicio fiscal" en Estados Unidos y luego que las Reserva Federal ligó su política monetaria al desempleo, planteando incertidumbre sobre los límites de su estímulo económico.

El referencial del cobre en la Bolsa de Metales de Londres caía casi 1% a 8,073 dólares la tonelada, frente a una última oferta de 8,130 dólares al cierre del miércoles.

Seguían las fuertes diferencias entre los republicanos del Congreso estadounidense y la Casa Blanca en las negociaciones para evitar el llamado "precipicio fiscal", un conjunto de alzas impositivas y recortes presupuestarios del Gobierno. El fracaso de las negociaciones podría enviar a la segunda mayor economía del mundo a una recesión, con implicaciones negativas para la demanda de cobre.

Algunos inversionistas estaban también preocupados por la decisión de la Fed de ligar su política monetaria al desempleo y las cifras de la inflación, lo que podría limitar la duración de su intervención.

La Fed dijo que planea comprar 45,000 millones de dólares en obligaciones del Tesoro de largo plazo cada mes además, como se esperaba, de sus compras mensuales de 40,000 millones de dólares en bonos hipotecarios, aunque fijó umbrales de desempleo e inflación como estrategia para la duración de los estímulos.

Los precios del cobre han subido más de 7% en el último mes y el metal lleva un alza anual de más de 6 por ciento.

Presionando a los metales básicos, el euro caía a un mínimo en el día frente al dólar, mientras operadores informaban que inversionistas a largo plazo vendían euros además de ventas anteriores por un banco central asiático.

Un dólar más fuerte frente al euro hace que las materias primas que cotizan en dólares, como los metales básicos, sean más costosas para tenedores de euros.

ros