La bolsa de Nueva York cerró la semana con nota contrastada en un mercado cercado por la fortaleza del sector petrolero, un brote de debilidad de valores tecnológicos e incertidumbre en el comercio.

El Dow Jones rompió ocho sesiones consecutivas de baja; subió 0.49% a 24,580.89 puntos.

El Nasdaq, de valores tecnológicos, cedió 0.26%, a 7,692.82 puntos y el S&P 500 avanzó 0.19% a 2,754.88 unidades.

Los tres índices perdieron en la semana: el Dow retrocedió 2.03%; el Nasdaq, 0.69%, y el S&P 500, 0.89 por ciento.

Las peleas comerciales entre Estados Unidos y sus socios inquietan a los inversores, pero “el mercado advirtió que las medidas de represalias se aplican con cuentagotas y la situación no ha empeorado”, dijo Gregori Volokhine de Meeschaert Financial Services.

Al mismo tiempo, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidió este viernes aumentar su producción aunque sin dar muchos detalles y los precios del crudo subieron 3.4% en Londres y 4.6% en Nueva York.

Eso incrementó la demanda de acciones de compañías como Chevron que subió 2.05% y ExxonMobil 2.12 por ciento.

Mala semana

Del 18 al 22 de junio, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) acumuló una pérdida de 0.43%, debido a que se mantuvieron las tensiones comerciales y políticas entre Estados Unidos y diversos países, entre ellos México, mientras se acercan las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio.

Al cierre de este viernes, el principal indicador accionario, el S&P/BMV IPC, se ubicó en 46,737.64 unidades, luego de dos semanas consecutivas de incrementos, con lo cual durante junio la BMV redujo su rendimiento a 4.65 por ciento.

Los mercados accionarios tuvieron una semana negativa, debido a que permanecieron las tensiones comerciales, en particular entre Estados Unidos y China.

Incluso los temores de una guerra comercial se elevaron al inicio de la semana, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con poner nuevos aranceles, pero la presión se aminoró hacia este viernes ante la expectativa de que los dos países lleguen a un acuerdo previo a la entrada en vigor de aranceles.

Sin embargo, Trump lanzó una amenaza para imponer aranceles a los automóviles europeos, en medio de cifras económicas de la zona euro y países del viejo continente que fueron mejores a lo esperado.

Durante la semana, también destacó la tensión política entre Estados Unidos y México por la política migratoria de aquel país, ello en medio de las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

[email protected]