Los índices S&P 500 y Dow terminaron al alza este lunes en un entorno de resultados empresariales muy alentadores, mientras que el Nasdaq se vio presionado por los descensos de algunos valores de crecimiento, porque continuó una rotación del dinero hacia los valores que se benefician del ciclo económico y la "reapertura".

Los sectores cíclicos del S&P 500, como el de productos básicos de consumo, el de energía y el de materias primas, superaron a los sectores que albergan valores de crecimiento, como el de tecnología y el de servicios de comunicación.

"Todos las acciones que están teniendo una ganancia superior hoy son el resultado del optimismo de la reapertura económica, y de que la gente salga de casa a gastar dinero en cosas", dijo Michael James, director gerente de operaciones de renta variable de Wedbush Securities.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 238.38 puntos, 0.70%, a 34,113.23 unidades, mientras que el S&P 500 avanzó 11.49 puntos, 0.27%, a 4,192.66 unidades. El Nasdaq perdió 67.563 puntos, 0.48%, a 13,895.118 unidades.

"Hemos visto un ligero cambio en el ritmo de las acciones de valor que superan a los de crecimiento en lo que va de año", dijo Rod von Lipsey, director gerente de UBS Private Wealth Management.

El índice Nasdaq cayó porque los valores tecnológicos de gran capitalización, incluidos Amazon.com Inc, Alphabet Inc, Facebook Inc y Microsoft Corp, cotizaron a la baja a pesar de los resultados en gran medida optimistas.

Cuando más de la mitad de las empresas del S&P 500 han presentado sus resultados, se considera que las ganancias aumentarán un 46% en el primer trimestre, frente a las previsiones de crecimiento del 24% a principios de abril, según datos de IBES de Refinitiv.

"Este es el cuarto trimestre consecutivo en el que las ganancias superan las estimaciones", dijo Ross Mayfield, analista de estrategia de inversión de Baird. "Creo que se sigue subestimando lo fuerte que es este repunte y lo fuerte que se está recuperando la economía".

La solidez de los beneficios, la mejora de los datos económicos, los estímulos fiscales y la postura expansiva de la Reserva Federal han apoyado a los mercados, impulsando los índices S&P 500 y Nasdaq a niveles récord la semana pasada.