El promedio industrial Dow Jones cerró por encima de los 34,000 puntos por primera vez y el S&P 500 tocó también un máximo histórico, debido a un repunte de las tecnológicas impulsado por la caída de los rendimientos de los bonos y sólidos datos de ventas minoristas de marzo en Estados Unidos.

Fue la segunda vez esta semana que el S&P 500 registró un nuevo máximo y el Dow se apreció sobre su pico de cierre anterior del 9 de abril.

El sector de tecnologías de la información del S&P y el de servicios de comunicación fueron impulsados por grandes empresas tecnológicas, como Apple, Microsoft y Facebook.

El promedio Industrial Dow Jones subió el jueves 0.90%, a 34,035.99 unidades, mientras que el S&P 500 ganó 1.11%, a 4,170.42 enteros. El NASDAQ Composite sumó 1.31%, a 14,038.76 unidades.

El hecho de que los rendimientos de los bonos del Tesoro hayan bajado, después de repuntar a fines de marzo, a medida que los inversionistas aceptan cada vez más las garantías de la Reserva Federal de que mantendrá una política monetaria expansiva pese a la mayor inflación, ayuda a atraer efectivo a las tecnológicas.

El rendimiento de referencia del bono del Tesoro a 10 años cayó por debajo del 1.6% por primera vez desde el 25 de marzo.

Por su parte, el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, el S&P/BMV IPC ganó este jueves 0.38% para alcanzar los 48,514.10 unidades.

Asimismo, el FTSE-Biva, de la Bolsa Institucional de Valores, tuvo un incremento de 0.48% para ubicarse en los 993.67 enteros.