Nueva York- El promedio Dow Jones industrial y el índice S&P 500 prolongaron este lunes sus descensos en Wall Street por cuarta sesión consecutiva, golpeados por los débiles datos de empleo conocidos la semana pasada que incrementaron las preocupaciones sobre la recuperación de la economía de Estados Unidos.

El Dow Jones cerró por debajo de su promedio de movimiento de los últimos 50 días por primera vez desde el 19 de diciembre.

El Dow Jones retrocedió 130.55 puntos, o 1%, para terminar en 12,929.59 unidades.

El índice Standard & Poor's 500 bajó 15.88 puntos, o 1.14%, y cerró en 1,382.20 puntos.

El Nasdaq perdió 33.42 puntos, o 1.08%, a 3,047.08 enteros.

A pesar de los descensos del lunes, el Dow y el S&P 500 cerraron por encima de los mínimos de la sesión. Pero las operaciones han estado marcadas por la volatilidad en las últimas semanas, con una serie de ganancias interrumpidas por unos pocos días de perdidas.

Las acciones de los sectores bancario e industrial -ambos estrechamente vinculados a las perspectivas del crecimiento económico- lideraron la caída del S&P 500. El índice S&P del sector financiero y el del sector industrial retrocedieron 1.6% cada uno.

Las últimas cifras de empleo se sumaron a una serie de indicadores más débiles que lo esperado, que restaron firmeza a un fuerte repunte que lleva varios meses.

El índice CBOE de la volatilidad, o índice VIX, saltó 12.63% el lunes y cerró a 18.81. El VIX ha subido alrededor de 21.4% en lo que va de abril.

"Estamos saliendo de un período de gran optimismo, que es generalmente problemático aún cuando los fundamentos no son decepcionantes", dijo Bruce McCain, estratega principal de inversiones de Key Private Bank en Cleveland, Ohio.

"El informe de empleo es una nota de advertencia de que no hemos visto la última de las noticias decepcionantes, sugiriendo que probablemente habrá una dura corrección en nuestro futuro, una más severa que una corrección promedio", agregó el analista.

Las acciones repuntaron con fuerza en los recientes meses, y el S&P 500 ha trepado casi 30% desde su cierre en mínimos a principios de octubre hasta un máximo en casi cuatro años la semana pasada.

El S&P 500 retrocedió este lunes a un mínimo de sesión a 1,378.24 puntos, su nivel más bajo en más de tres semanas. Pero el índice referencial recuperó parte del terreno perdido en las operaciones de la tarde y se mantuvo bien por encima de su promedio móvil de 50 días cercano a 1,371.

Un dato de precios al productor sorprendentemente bajos en China provocó temor a un desvanecimiento en la demanda y reforzó la idea de que la economía se está enfriando.

Las nóminas no agrícolas de Estados Unidos aumentaron en 120,000 el último mes, bajo los 203,000 puestos que se esperaban. La tasa de desempleo bajó a 8.2% desde 8.3% de febrero.

El reporte siembra dudas sobre la capacidad de la economía estadounidense de contribuir con el crecimiento global en momentos en que resurge la crisis de deuda de Europa y se mantiene la preocupación de si China podrá evitar sufrir un aterrizaje forzoso.

Las acciones de AOL ganaron 43.3% y cerraron a 26.40 dólares, tocando un máximo histórico a 27.47 dólares durante la sesión luego de que la compañía de internet anunció que venderá más de 800 de sus patentes y aplicaciones relacionadas a Microsoft.

Los papeles de Microsoft retrocedieron 1.3%, a 31.10 dólares.

Los resultados corporativos volverán a centrar la atención de los inversores, con pesos pesados como Google Inc y JPMorgan Chase & Co listos para anunciar sus utilidades esta semana. Alcoa será el primero entre los componentes del Dow en reportar, el martes tras el cierre del mercado.

ros