Luego de dos semanas consecutivas de depreciación de la moneda mexicana, la semana pasada logró recuperarse frente al dólar estadounidense al registrar una ganancia acumulada de 1.26%, esto significó una apreciación de 23.80 centavos.

El tipo de cambio cerró el viernes en 18.6325 pesos por dólar en operaciones interbancarias, con respecto a las últimas transacciones de la sesión anterior de (18.7520 pesos), resultó una apreciación de 0.64 por ciento.

El dólar canadiense también se apreció, al registrar una revaluación de 0.53%, equivalente a 6.8 centavos, al pasar de 1.2878 a 1.2810 dólares por unidad.

La recuperación del peso y de la divisa canadiense se explicaron básicamente por el ánimo que existió en el mercado, tras la decisión del gobierno de Estados Unidos de no cobrarle aranceles en sus exportaciones de acero y aluminio, al menos por un tiempo.

Las monedas de países exportadores de acero a EU que resintieron la medida fueron, el real brasileño que experimentó una depreciación de 0.1% durante la semana previa y la lira turca que mostró una pérdida de 0.11% en igual periodo.

Las divisas que no salieron afectadas fueron el won coreano que reportó una apreciación de 1.33%, el  rublo rusop, con ganancia de  0.33% y el yuan chino que avanzó 0.02% en igual lapso.

La directora de análisis económico de Banco Base, Gabriela Siller, dijo que si bien el peso registró menos volatilidad por la exención de impuestos, el nerviosismo podría resurgir a principios de abril con la octava ronda de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pues el presidente estadounidense, Donald Trump, podría impulsar nuevos impuestos como una forma de presión.

habrá volatilidad

La especialista adelantó que durante la presente semana el tipo de cambio operaría dentro de un ambiente de movimientos volátiles, con el pronóstico de registrar nuevamente pérdidas frente al dólar, debido a la existencia de datos económicos sobresalientes en Estados Unidos, como inflación, índice de casas nuevas y producción industrial, los cuales serían positivos.

 

ricardo.zamudio@eleconomista.mx