La d ivisa mexicana estará presionada hacia el cuarto trimestre del año, principalmente por la fuerte volatilidad esperada en los mercados financieros internacionales tras la inquietud que existirá en torno a las elecciones de Estados Unidos y el aumento en la tasa de interés de la Reserva Federal (Fed).

Analistas financieros estiman que el tipo de cambio podría llegar hasta 21.5 pesos por dólar.

El analista técnico de Monex Francisco Caudillo pronosticó que hay amplias posibilidades de que el tipo de cambio alcance 20 pesos por billete verde y que supere ese nivel en el corto plazo, y que posteriormente se encamine hacia 21.50 pesos por billete verde.

Explicó que el dólar continuará fortaleciéndose en los próximos meses, por lo que el índice dólar podría alcanzar un nivel de 105 puntos; actualmente se encuentra en 95 puntos, lo que implicaría un incremento de 10.5 por ciento.

En primera instancia, el dólar llegaría a 20 pesos, y de superar ese nivel de resistencia, después se podría dar un precio objetivo secundario más volátil y profundo entre 21 y 21.50 pesos , anticipó Caudillo.

La expectativa de una fuerte volatilidad esperada en la moneda mexicana se derivaría básicamente de la incertidumbre que habría sobre las políticas que implementaría el candidato ganador de Estados Unidos y la perspectiva de un mayor endurecimiento de la política monetaria estadounidense.

Nuevo máximo histórico

El tipo de cambio peso-dólar en operaciones al menudeo (ventanilla bancos) registró un nuevo nivel máximo histórico intradía, al alcanzar un precio de 19.55 pesos, contra la cotización registrada a mediados de febrero que llegó a un precio de 19.45 pesos por billete verde.

Por su parte, la paridad peso-dólar en negociaciones al mayoreo finalizó en 19.1295 pesos; con respecto a las negociaciones del cierre previo (18.9385 pesos), implicó una depreciación de 1.01%, sin embargo, en los últimos cinco días de transacciones acumula una pérdida de 4.8 por ciento.

Petróleo afectó

El peso mexicano reaccionó negativamente a la caída del precio internacional del petróleo, el cual registró un ajuste a la baja de 2.57% para alcanzar un valor de 45.10 dólares por barril, derivado de la sobreoferta de crudo que habrá a nivel mundial durante el primer semestre del 2014.

En un informe de la Agencia Internacional de Energía, comentó que la mayor oferta mundial esperada se debe a que la producción de crudos se sigue incrementando, mientras que la demanda mundial se ha desacelerado.

La divisa mexicana no fue excepción pues existieron otras monedas golpeadas por la caída del precio internacional del petróleo, como fueron los casos del real brasileño, el cual finalizó con una depreciación de 2.05%, a 3.3142 reales por dólar, mientras que el dólar neozelandés cayó 1.44% y el rand sudafricano perdió 1.17 por ciento.

Seguirá depreciándose

El subdirector de mercados financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, comentó que el peso mexicano nuevamente está viviendo una de sus jornadas más volátiles del año, por ello no se descartaría que en el corto plazo alcance un precio de 20 pesos.

El experto mencionó que el escenario para el peso mexicano se ve complicado, sobre todo por la inquietud que existe en torno al aumento de la tasa de interés de la Fed, que de incrementarla sería solamente de 0.25 puntos para ubicarla en 0.75 por ciento.

El especialista expresó que otro elemento que no hay que perder de vista es la parte interna, pues de seguir deteriorándose los fundamentales de la economía se podría generar más presiones en el tipo de cambio con la perspectiva de alcanzar rápidamente cotizaciones cercanas a 20 peos por dólar.

[email protected]