NUEVA YORK.- El dólar subía frente al euro el miércoles pero retrocedía frente a la moneda japonesa, al aumentar la aversión al riesgo después de conocerse una estrepitosa caída en las ventas de casas nuevas en Estados Unidos durante mayo.

La moneda europea operaba con problemas debido a los temores sobre el sistema bancario de la zona euro y al potencial de ver tensiones económicas en el bloque de países.

La noticia respecto a que los préstamos a los bancos de Portugal desde el Banco Central Europeo se duplicaron en mayo a un récord de 35,800 millones de euros (48,030 millones de dólares) resaltó la dependencia de los bancos en el BCE.

"A medida que los inversionistas comienzan a reducir el riesgo de sus portafolios, estamos viendo caer a las acciones y trepar a los bonos", dijo Greg Salvaggio, vicepresidente de operaciones de Tempus Consulting en Washington.

En las operaciones de mediodía en Nueva York, el euro caía 0.3% frente al dólar a 1.2231 unidades, tras haber bajado a 1.2209 unidades en la plataforma electrónica EBS.

Las ventas de casas nuevas en Estados Unidos cayeron más de lo esperado en mayo y tocaron un mínimo histórico, tras desvanecerse el impulso que recibió el sector por un popular crédito tributario.

Al no haber mayores indicadores económicos de relevancia, la atención de los inversionistas ahora se centrará en la decisión de la Reserva Federal estadounidense sobre las tasas de interés que se conocerá a las 14:15 hora de Washington (1815 GMT).

La Reserva Federal mantendría las tasas estables cerca del cero por ciento y reiteraría su intención de dejarlas en niveles bajos por un período prolongado.

"Esta semana ha sido más cauta, con la Fed esta tarde manteniendo a muchos inversores en los márgenes", dijo Joe Manimbo, analista de Travelex Global Business Payments, en Washington.

Frente al yen, el dólar caía 0.5% a 90.90 yenes, tras tocar su menor nivel desde el 27 de mayo.

Por su parte, la libra esterlina aumentó sus ganancias después de que las minutas de la reunión de junio del Banco de Inglaterra mostraran una inesperada división, con un miembro del Comité de Política Monetaria votando a favor de un incremento en la tasa de interés de 25 puntos base.

La libra subió a un máximo de seis semanas frente al dólar y operaba en 1.4895 dólares, un avance de 0.6% en el día.

En el inicio de la sesión el franco suizo trepó a un máximo récord frente al dólar de 1.3585 francos en la plataforma electrónica EBS.

Aunque la noticia de que China permitirá que el yuan se aprecie ha perdido interés entre los inversionistas, el won de Corea del Sur se apreciado considerablemente esta semana frente al dólar.

En la semana hasta la fecha la unidad acumula un avance de 1.2 por ciento.