El dólar se fortaleció el jueves contra su par canadiense y el peso mexicano después de que Estados Unidos anunció que impondrá aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedentes de ambos países vecinos, así como también a las de la Unión Europea.

El anuncio puso fin a meses de incertidumbre sobre los aranceles y reavivó los temores a una guerra comercial global.

Frente al dólar canadiense, el billete verde se fortaleció hasta un 0.9% y tocó un máximo de sesión a 1,299 unidades por dólar estadounidense, borrando la mayor parte de las ganancias que había anotado el miércoles.

La moneda estadounidense rompió la barrera psicológica de 20 pesos mexicanos por unidad después de la noticia de los aranceles, pero cerró la sesión apenas por debajo de ese umbral, a 19,954 unidades por dólar.

Sin embargo, no todos los inversores apuestan a que las subidas continuarán. "Creo que si hay noticias negativas sobre empleo, vamos a ver pérdidas en el dólar", dijo Michael Diaz, jefe de tipo de cambio en XE, refiriéndose al reporte de empleo del Departamento del Trabajo que se publicará el viernes.

A pesar del anuncio de aranceles, el euro mantuvo los avances que había logrado más temprano contra el dólar gracias a la noticia de que los políticos anti sistema de Italia Matteo Salvini y Luigi Di Maio alcanzaron un acuerdo para resucitar su propuesta de coalición de gobierno, evitando una elección adelantada que tenía nerviosos a los mercados.

El surgimiento de un Gobierno potencialmente euroescéptico en Italia y el impacto que podría tener en la estabilidad de Europa hizo que el euro se depreciara el martes a mínimos en 10 meses frente al dólar.

El euro subió hasta un 0.5% y alcanzó un máximo en tres días a 1,1724 dólares, después de apreciarse un 1.1% en la víspera.

Frente al yen, el dólar se depreció un 0.5%, a 108,37 yenes, acercándose al mínimo en cinco semanas que tocó el martes a 108,10 yenes. El índice dólar bajó un 0.4% y tocó un mínimo en la sesión a 93,717 unidades.