Nueva York- El dólar caía este viernes desde máximos de nueve meses frente al yen y retrocedía por quinto día consecutivo en relación al euro después de un dato de inflación en Estados Unidos que mostró que los precios bajaron en noviembre por primera vez meses.

El dato podría dar más espacio a la Reserva Federal para mantener su política monetaria ultraexpansiva.

El Departamento del Trabajo dijo que los precios al consumidor bajaron 0.3% el mes pasado debido a un fuerte retroceso en la gasolina, que compensó el incremento de otras áreas. También fue la mayor caída desde mayo y siguió a un alza de 0.1% en octubre.

La Fed dijo el miércoles que esperaba mantener sus tasas de interés cerca de cero hasta que el desempleo baje al menos hasta un 6,5 por ciento y mientras la inflación no amenace con trepar sobre el 2,5 por ciento.

El dólar caía 0.1% a 83.53 yenes, después de haber subido hasta 83.96 yenes, su nivel más alto desde el 21 de marzo. Aun así, no estaba lejos de su máximo de marzo del 2012 de 84.17 yenes, considerado un importante nivel de resistencia.

El yen se recuperó el viernes después del reporte de precios al consumidor en Estados Unidos.

El euro había avanzado a máximos de ocho meses de 109.98 yenes y seguía en curso de terminar la semana con un alza de cerca de 2.9% frente al yen. Pero tras el dato de inflación el euro retrocedió y posteriormente subió, en una sesión muy volátil en la que la última cotización marcaba 109.68 yenes, un alza de 0.3 por ciento.

El dólar ha subido cerca de 4% contra el yen en las últimas cuatro semanas.

El euro estaba también en camino de anotar su mayor ganancia semanal contra el dólar desde la semana terminada el 25 de noviembre. La moneda europea subió a un máximo desde mediados de septiembre de 1.3141 dólares. La última transacción registraba un alza de 0.4% a 1.3132 dólares.

ros