El dólar libre registró una caída de cinco centavos en comparación con la jornada cambiaria de la víspera, al venderse en los bancos de la capital en un máximo de 13.70 pesos, mientras que la menor cotización a la compra se ubicó en 12.92 pesos.

El euro, a su vez, se ofreció al término de la última jornada de la semana hasta en 18.63 pesos, lo que representó un retroceso de dos centavos respecto a la conclusión de la sesión previa, en tanto que el yen se vendió en un máximo de 0.134 pesos por unidad.

La moneda mexicana se ha depreciado 0.22% con valor de 13.44 pesos por dólar, con información de Banco de México, que ha sido su quinta jornada consecutiva a la baja.

PRESIONA AVERSIÓN AL RIESGO

El marcado avance que ha registrado el dólar frente al peso mexicano en los dos últimos días obedece principalmente a una aversión al riesgo entre los inversionistas ante las malos datos económicos que se han registrado en China, explicó la directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, Gabriela Siller.

Expuso que la contracción que registró por primera vez en seis meses el sector manufacturero en la segunda economía a nivel global, originó una gran aversión al riesgo.

Asimismo, dijo, desde el año pasado se tenían noticias sobre una crisis en el sistema bancario del gigante asiático que parecen confirmarse, lo cual recuerda al 2008, y que ha originado una salida de capitales no sólo en México sino en la mayoría de las economías emergentes .

En entrevista, la especialista de Banco Base señaló que también existe una incertidumbre entre los inversionistas por la postura que tomará la reserva Federal estadounidense en su próxima reunión, el 28 y 29 de enero, pues se especula que mantenga una reducción en la compra de bonos.

Como consecuencia, abundó, el dólar ha registrado una fuerte apreciación frente a la moneda local e incluso llegó a ubicarse hasta en 13.60 pesos durante la noche, un nivel que no se había registrado desde mediados del 2012.

Agregó que dicho nivel no va a ser el máximo del año, pues si la postura de la Fed se mantiene, y las cifras en China no son favorables, aumentará la aversión al riesgo y se reflejará en una fuga de capitales, con lo cual el dólar podría ubicarse hasta en 14.00 pesos este año.

Gabriella Siller concluyó que por lo pronto, de aquí hasta el próximo miércoles se va a presentar una alta incertidumbre en los mercados, hasta que se anuncie la política monetaria de la Fed , concluyó.

frm/ apr con información de Notimex