Cada centavo que se deprecia el peso contra el dólar,sin duda, representa más tiempo de trabajo y nuevas estrategias de las áreas de finanzas de las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

El peso se ha depreciado 7.8% desde octubre a la fecha, lo que repercutió en que la deuda de grandes empresas creciera en pesos en esa misma proporción. La volatilidad en el tipo de cambio, que llevó a la moneda a superar los 18 pesos por dólar, tendrá impactos negativos en empresas como Cemex, Alfa, Bimbo, KOF y FEMSA.

Analistas financieros coincidieron en que la depreciación genera un efecto contable entre las principales emisoras de la BMV. Sin embargo, la mayor o menor afectación depende de la composición de sus ingresos, así como de sus activos y el tiempo de vencimiento de sus pasivos.

Existen firmas con altos pasivos en dólares, tal es el caso de Cementos Mexicanos (Cemex), que debe alrededor de 15,000 millones de dólares o América Móvil, que ronda una cifra similar, 14,693 millones de dólares, al cierre de septiembre del 2015.

Del universo de las compañías que operan en el mercado bursátil mexicano, las emisoras antes mencionadas mantienen alrededor de 55% de la deuda total en dólares, por ello existe un alto nivel de riesgo por la devaluación del peso mexicano frente al dólar.

Otras empresas públicas como Grupo Alfa tienen una deuda de 9,103 millones de dólares, mientras que Grupo México posee un pasivo de 8,204 millones de dólares. Bimbo no se queda atrás y solicitó préstamos por 5,000 millones de dólares y FEMSA tiene un pasivo registrado por 6,000 millones de dólares al tercer trimestre del año anterior.

Fernando Bolaños, especialista en el sector petroquímico de Monex Grupo Financiero, detalló que en el caso de Cemex y Alfa, 84% de su deuda está en dólares, mientras que en Bimbo este indicador llega a 74 por ciento.

Sin embargo, las ventas en la moneda estadounidense no superan 50 por ciento. En Bimbo y Alfa significan 50.9 y 55%, respectivamente, en tanto que en Cemex llegan a 25 por ciento.

Otras que registran un elevado nivel de endeudamiento en dólares son KOF, con 30.4%, y FEMSA, con 43.1%, no obstante, sus ventas no son en dólares.

Para hacer sortear la apreciación del dólar, las empresas podrían adoptar estrategias diferentes que dependerán de los vencimientos de su deuda y que podrían incluir el refinanciamiento y coberturas, emisión de deuda en pesos, aumentar el flujo en dólares o ajustar los precios finales.

Sus negocios son en América Latina

Cemex y América Móvil, debilitadas por el tipo de cambio

Fernando Bolaños, especialista en el sector construcción de Mónex, destacó: La apreciación del dólar no le beneficia a Cemex, ya que más de 50% de su flujo operativo proviene de Latinoamérica, en donde las monedas se debilitaron frente a la divisa estadounidense y afectaron los resultados de la multinacional por efecto de conversión .

La empresa tiene un nivel de apalancamiento mayor al promedio del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), por lo que la devaluación del peso sí podría generar complicaciones, pero los vencimientos no son de corto plazo , indica el analista.

Explicó que la solución para enfrentar un tipo de cambio más alto será la venta de activos por 1,500 millones de dólares, los que también servirán para pagar deuda.

En los últimos reportes de Cemex hay regiones donde se observaron caídas en los resultados en dólares; sin embargo, en la moneda local las cifras fueron mejores , añadió.

El especialista mencionó que las pérdidas cambiarias por la apreciación del dólar afectaron de manera negativa las utilidades de la emisora.

Por otro lado, pese a tener un alto nivel de deuda en dólares, es la segunda firma que genera más divisas en el país, además de mantener una deuda pequeña de corto plazo, por lo que le alcanzaría para enfrentar sus compromisos, dijo Gerardo Copca.

Cambiando estrategias

Un ejemplo de la afectación de la alta demanda de dólares es la firma de telecomunicaciones América Móvil. En tres meses, su deuda en términos de pesos llegó a 745,417 millones de pesos, que representa un aumento de 41,743 millones de pesos en el citado periodo.

La composición de su estrategia de mercado tampoco ayuda mucho en este momento, ya que los ingresos de la compañía provienen en 28% de México, seguido de Brasil, 19.3%; Estados Unidos, con 14.4%, y Colombia, 7.1 por ciento.

No obstante, a fin de reducir sus riesgos cambiarios, desde mediados del año pasado, comenzó a cubrirse a través de operaciones con instrumentos derivados.

Las empresas más endeudadas en dólares desde que comenzó la fuerte volatilidad del tipo de cambio, a partir del segundo semestre del 2015, optaron por comenzar a cubrirse a través de comprar derivados, por lo que estas coberturas actúan con un seguro , dijo Gerardo Copca, director de Metanálisis.

El experto afirmó que naturalmente las empresas más afectadas son las que tienen deuda en dólares, sobre todo un gran porcentaje, y aquellas cuyos insumos dependen de precios importados o precios en dólares.

El analista del sector de telecomunicaciones de Signum Research, Martin Lara, dijo que si bien AMX trae un alto nivel de deuda en dólares, el endeudamiento al tercer trimestre es relativamente bajo, ya que se encuentra 1.7 veces valor de la empresa EBITDA. Adicionalmente, de su deuda total, 14% está en pesos, 40% en dólares y 46% en otras monedas.

Complementó que la deuda total que asciende a 42,200 millones de dólares, de los cuales 7,070 millones están en pesos, 14,693 en dólares y 20,413 millones en otras monedas y tiene una cobertura por 11,200 millones de dólares, entonces esto cubre casi toda la deuda en dólares, mencionó.

Por su deuda en dólares

Alfa, Bimbo y Cemex,las más golpeadas

La volatilidad en el tipo de cambio, que llevó a la moneda a superar los 18 pesos por dólar, tendrá impactos negativos empresas como Alfa, Bimbo, KOF y Femsa.

Analistas coincidieron en que la depreciación genera un efecto contable entre las principales emisoras de la Bolsa Mexicana de Valores.

Sin embargo, la mayor o menor afectación depende de la composición de sus ingresos, así como de sus activos y pasivos.

Fernando Bolaños, especialista en el sector petroquímico de Monex Grupo Financiero, detalló que en el caso de Alfa, 84% de su deuda está en dólares, mientras que en Bimbo este indicador llega a 74 por ciento.

Sin embargo, las ventas en la moneda estadounidense no superan 50 por ciento. En Bimbo y Alfa significan 50.9 y 55%, respectivamente, en tanto que en Cemex llegan a 25 por ciento.

Otras que registran un elevado nivel de endeudamiento en dólares son KOF, con 30.4%, y FEMSA, con 43.1%; no obstante, sus ventas no son en dólares.

Coberturas

Para hacer sortear la apreciación del dólar, las empresas podrían adoptar estrategias diferentes que dependerán de los vencimientos de su deuda y que podrían incluir el refinanciamiento y coberturas, emisión de deuda en pesos; aumentar el flujo en dólares o ajustar los precios finales.

Analistas de Accival mencionaron que Bimbo evalúa la posibilidad de incrementar los precios para contrarrestar las presiones de los costos de ventas en dólares, por la apreciación de la divisa estadounidense contra el peso.

El mayor crecimiento de los ingresos, la política de cobertura de precios y el presupuesto base cero (PBC) deberían ayudar a Bimbo a mantener los altos niveles del margen EBITDA en México .

En México, agregaron, la compañía instrumentó un PBC que lanzará en otras regiones durante el 2016, el que exige a cada gestor justificar de manera detallada la totalidad de sus peticiones presupuestarias.

En el caso de Alfa, Fernando Bolaños comentó que el conglomerado está más diversificado, tanto geográficamente como por sectores, en consecuencia, hay una menor afectación.

Verónica Uribe, especialista en consumo de Monex, consideró que para KOF y por ende, para FEMSA, una de las regiones que reportaron un impacto por la apreciación del dólar fue Argentina, pero ésta no tiene tanto peso en el resultado de las compañías.

Insistió en que el efecto de la apreciación del dólar es de conversión y lo más difícil fue el tema Venezuela, pero eso ya pasó .

En diciembre pasado, el gobierno argentino canceló las restricciones para comprar dólares, por lo que la moneda ronda entre los 13.89 pesos por dólar.

No todas las emisoras afectadas

La devaluación del peso respecto al dólar beneficiará a empresas como ICH y Simec, cuyas ventas son 100% en dólares y no tienen deuda en esa divisa.

De acuerdo con analistas, hay otras que se ubican en una posición defensiva ante las variaciones en el tipo de cambio, ya que no presentarán un impacto directo en sus resultados por estos movimientos, tal es el caso de Walmex, Alsea, Asur, Dahos, el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) y OHLMEX.

Ninguna de estas emisoras registra ventas en dólares, pero tampoco tienen deuda en esa moneda.

Fernando Bolaños, analista de Monex, explicó que las emisoras ganadoras por el tipo de cambio son aquellas que tienen un mayor porcentaje de sus ingresos en dólares, así como un menor nivel de apalancamiento en esta divisa.

En el caso de ICH, especialistas de Accival destacaron que la compañía continúa beneficiándose de la creciente demanda de aceros especiales del sector automotriz mexicano.

Incluso, hasta el tercer trimestre del 2015, la empresa contaba un efectivo neto de 475 millones de dólares y estaba dispuesta a aumentar la deuda neta a dos veces el EBITDA si surge una oportunidad importante.

El consorcio prefiere invertir en el mercado de productos largos de acero en México y Brasil, donde opera, pero también consideraría Colombia y Perú, en tanto que el de aceros especiales en Estados Unidos también sería una alternativa , citó Accival.

Grupo Simec, del que también forma parte ICH, se dedica a la producción de acero, en particular de aceros especiales, perfiles estructurales, comerciales y varilla.

La siderúrgica tiene plantas en México, Estados Unidos y Canadá. La compañía inició operaciones en 1969, en el estado de Jalisco, bajo el nombre de Siderúrgica Guadalajara.

Al tercer trimestre del año, el consorcio reportó una caída en ventas de 9.6%, pero el EBITDA superó las expectativas de los analistas al repuntar 65 por ciento.

[email protected]