Esta tarde, el dólar libre se vendió hasta en 18.96 pesos, una variación de 10 centavos más respecto al cierre de ayer, y se adquirió en un precio mínimo de 17.45 pesos en bancos de la Ciudad de México.

El Banco de México (Banxico) fijó en 18.5078 pesos el tipo de cambio para solventar obligaciones denominadas en moneda extranjera pagaderas en el país.

El peso cerró con una depreciación de 1.14 % o 21 centavos, para cotizar alrededor de 18.65 pesos por dólar, luego de que la administración de Donald Trump reiteró su postura comercial proteccionista, al confirmar que se implementarán aranceles a importaciones de China, así como restricciones a las inversiones de ese país en Estados Unidos, informó Banco Base.

La entidad financiera destacó que parte del nerviosismo relacionado a una posible guerra comercial entre las principales economías del mundo se moderó, pues Estados Unidos señaló que además de México y Canadá, otros países que también estarán exentos de los aranceles a las importaciones de acero y aluminio serán Australia, Argentina, Brasil, Corea del Sur y la Unión Europea.

Una guerra comercial entre Estados Unidos y China, indicó, es suficiente para generar aversión al riesgo entre los participantes del mercado, pues en conjunto, ambas economías representan cerca del 40 % del PIB global. 

Por lo tanto, la imposición de aranceles y las ineficiencias de mercado que se podrían generar a esta escala, tendrían repercusiones negativas para la economía global, es así que los mercados de capitales cerraron la sesión con fuertes pérdidas en Estados Unidos. 

A decir de Banco Base, el peso mexicano seguiría perdiendo terreno durante las próximas sesiones, a medida que los participantes del mercado centran su atención en el proceso electoral de México. 

Por ahora, la mayoría de los movimientos del tipo de cambio dependen de noticias relacionadas al comercio internacional y a la renegociación del TLCAN. No obstante, durante el segundo trimestre el desarrollo de las campañas electorales se volverá un factor clave de la volatilidad cambiaria.

En este contexto, instituciones bancarias capitalinas ofertaron la divisa estadounidense en 18.96 pesos, es decir, 10 centavos más respecto a la víspera y lo vendieron en un mínimo de 17.45 pesos