Al inicio de la semana, el dólar libre se ofertó hasta en 18.66 pesos, una variación a la baja de cuatro centavos respecto al viernes pasado, y se adquirió en un precio mínimo de 17.10 pesos en sucursales bancarias de la capital mexicana.

El Banco de México (Banxico) fijó en 18.2753 pesos el tipo de cambio para solventar obligaciones denominadas en moneda extranjera pagaderas en el país.

El dólar cayó el lunes frente a una canasta de monedas, debido al persistente temor a una posible guerra comercial entre Estados Unidos y China, mientras que el euro se apreció luego de comentarios del presidente del Banco Central Europeo que el mercado consideró que respaldaban a la divisa.

El índice dólar bajó un 0,3 por ciento a 89.842, tras tocar más temprano mínimos desde el 28 de marzo a 89,818.

"Creo que algo de esto se relaciona con las tensiones por una guerra comercial. El tema fue y vino los últimos días", dijo Brad Bechtel, director gerente de FX en Jefferies.

Los mercados mundiales sufrieron el impacto la semana pasada cuando el presidente Donald Trump elevó el tono en la disputa comercial con China, lo que revivió el nerviosismo de los inversores sobre el impacto que una guerra de aranceles podría tener en la economía mundial.

Este lunes el peso mexicano finalizó la jornada cambiaria con una depreciación de 0.28 por ciento o 5.2 centavos, al cotizar alrededor de 18.34 pesos por dólar, luego de tocar un mínimo en la sesión de 18.2149 pesos por dólar de forma momentánea.

De acuerdo con Banco Base, dicha depreciación se debe al aplazamiento de un acuerdo preliminar en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el cual los mercados anticipaban para esta semana.

No obstante, sigue un lenguaje de cooperación entre México, Canadá y Estados Unidos, por lo que es probable que el peso vuelva a recuperar terreno en los próximos días, destacó la entidad financiera.