NUEVA YORK.- El dólar cayó el jueves a un mínimo de siete meses frente al yen, golpeado por un aumento de la cautela de los inversionistas sobre la recuperación económica global tras datos débiles en China y Estados Unidos.

La actividad manufacturera de China se frenó en junio, lo que avivó las preocupaciones sobre la recuperación económica global y pesó sobre las monedas de alto rendimiento.

El dólar profundizó su caída frente al yen después de que informes sobre el sector manufacturero, el empleo y las ventas de casas en Estados Unidos profundizaran la preocupación sobre la salud de la mayor economía del mundo.

El euro, sin embargo, subía de manera generalizada y repuntaba de sus pérdidas iniciales, luego de que los bancos europeos pidieran menos dinero del previsto al Banco Central Europeo, lo que alivió las preocupaciones sobre los problemas de financiamiento de los bancos de la zona euro.

La moneda única también fue apoyada por la facilidad de Madrid para vender bonos a cinco años el jueves, un día después de que Moody's Investors Service pusiera en revisión para una posible baja la deuda soberana de España.

"Datos más débiles a lo esperado sobre el sector manufacturero chino agitaron las preocupaciones sobre el panorama de la economía china, que es el motor de la recuperación global", dijo Omer Esiner, analista de Commonwealth Foreign Exchange, Inc en Washington.

"A diferencia del dólar, el yen sí se benefició con la baja en el apetito por el riesgo", señaló.

En la mañana de Nueva York, el dólar caía 1.4% frente al yen a 87.15 yenes tras llegar a un mínimo de 87.14 yenes, según datos de Reuters. El mínimo en la plataforma electrónica EBS fue de 87.11 yenes, su menor nivel en siete meses.

"Todavía estamos viendo aversión al riesgo, lo que se nota en algunas monedas como el dólar y el yen" tras los datos de la economía estadounidense", dijo Kathy Lien, directora de estudios de GFT Forex en Nueva York.

"Pero hay una reacción distinta en el euro, que es en parte por un pequeño ajuste y además porque el mercado se está volviendo contra el dólar antes del informe de nóminas no agrícolas (del viernes)", agregó.

El euro ganaba 1.7% a 1.2445 dólares, según datos de Reuters, en su segundo día consecutivo de ganancias tras tocar un mínimo de dos semanas de 1.2150 dólares. Se trata del mayor avance diario desde el 19 de mayo, a los precios actuales.

El euro subía 0.1% a 1.3201 francos suizos, aunque la moneda única había retrocedido hasta 1.3073 más temprano, el menor nivel de su historia.

El ánimo del mercado fue golpeado por las noticias de una desaceleración en la actividad manufacturera estadounidense, de un alza en las solicitudes semanales de subsidio por desempleo y de una fuerte baja en un índice sobre las ventas pendientes de casas usadas.

La atención de los inversores ya se concentraba en el informe del viernes sobre las nóminas no agrícolas, el cual se estima mostraría una caída en la creación de empleos durante junio.