En sucursales bancarias de Ciudad de México, el dólar libre cerró la jornada hasta en 18.77 pesos, 34 centavos más en comparación con el cierre previo, y se compró en un precio mínimo de 17.20 pesos.

A su vez, el Banco de México (Banxico) fijó en 18.2819 pesos el tipo de cambio para solventar obligaciones denominadas en moneda extranjera pagaderas en el país.

El dólar avanzó el jueves contra una cesta de monedas, debido a mayores rendimientos de los bonos de Estados Unidos y expectativas de más alzas de la tasa de interés por parte de la Reserva Federal.

Datos económicos recientes sugirieron que la actividad empresarial en el exterior podría haber alcanzado su máximo nivel. Esto ha reducido el atractivo del euro, el yen y otras monedas que se han fortalecido frente al dólar desde 2017, en base a la visión de que economías fuera de Estados Unidos habían estado mejor hasta las últimas semanas.

El escenario de relativo optimismo en Estados Unidos debería respaldar a la Fed para subir las tasas de interés al menos dos veces este año, dijeron operadores y analistas.

El índice que sigue al billete verde frente al euro, el yen y la libra esterlina, además de otras tres monedas subió un 0.28% a 89,877, tras alcanzar un máximo de una semana.

Al término de la jornada de este jueves, el peso registró una pérdida de 39.80 centavos, la más alta en lo que va del año, ante la publicación de encuestas que colocan al candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador con una ventaja de 22 puntos sobre su más cercano competidor.

De acuerdo con Banco Base, el retroceso de la moneda mexicana ha sido el mayor desde el 18 de enero de 2017, dos días antes de que iniciara el mandato presidencial de Donald Trump en la Unión Americana.

Dijo que es probable que el tipo de cambio ya haya comenzado a reflejar la incertidumbre relacionada con las elecciones presidenciales de México.