El peso finalizó la sesión con una moderada depreciación de 0.26 % equivalente a 4.8 centavos, al cotizar alrededor de 18.65 pesos por dólar al mayoreo, lo que anuló las ganancias observadas en la jornada anterior.

De acuerdo con Banco Base, las divisas de economías productoras de commodities se debilitaron por un retroceso en los precios del petróleo, luego de que la Agencia Internacional de Energía diera a conocer que los esfuerzos de la OPEP y sus aliados para equilibrar al mercado podrían ser disminuidos por el incremento en la producción petrolera de otros países, como Estados Unidos.

Expuso además en un reporte que la incertidumbre sobre el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) volvió a incrementarse, después de que el jefe negociador de Canadá, Steve Verheul, comentara que el avance de las conversaciones ha sido limitado, en especial por la postura inflexible de Estados Unidos que ha mostrado en ciertas propuestas.

Refirió además que Robert Lighthizer, jefe negociador de Estados Unidos, declaró que aunque las negociaciones con México han avanzado de manera significativa, no logran concretar acuerdos relevantes con Canadá.

Los comentarios de los líderes en las negociaciones del TLCAN podrían incrementar las tensiones en la séptima ronda, que provocaría que se realicen pocos avances en temas importantes y aumentaría la probabilidad de que las conversaciones se extiendan hasta el siguiente año, indicó Banco Base.

En este contexto, el dólar libre se ofreció hasta en 19.03 pesos, una variación al alza de cuatro centavos respecto al cierre de la víspera, y se adquirió en un precio mínimo de 17.50 pesos en bancos de la Ciudad de México.