En el primer mes del año, tres empresas iniciaron trámites formales para concretar emisiones de deuda en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

De acuerdo con información de la propia BMV, hasta el momento Scotiabank, Holcim Capital México y Préstamos Prendarios Depofin (Prendamex) recurrirán a esta alternativa de financiamiento.

El primero del 2015 fue Petróleos Mexicanos (Pemex), con la emisión de un bono por 6,000 millones de dólares.

De acuerdo con su prospecto, la colocación de Scotiabank será por 46 millones de pesos; Holcim emitirá 2,000 millones de pesos el 20 de marzo, en tanto que Prendamex está por definir monto y fecha de la operación.

Pero en la lista de espera para colocaciones de deuda que presentaron la solicitud a fines del año pasado están: Fibra Uno, que en estos días realizará una oferta de certificados bursátiles fiduciarios que forman parte de su programa por hasta 25,000 millones de pesos, y VivaAerobus, por 1,000 millones de pesos. Un análisis de Ixe-Banorte destacó que el mercado de deuda corporativa de largo plazo cerró el 2014 con un monto en circulación de poco más de 1 billón de pesos. El mayor dinamismo se observó en la segunda mitad del año, debido a que los emisores aprovecharon las favorables condiciones crediticias.

El monto de deuda privada que se colocó en el 2014 ascendió a 202,776 millones de pesos, lo que significó una reducción de 4.4% con respecto al 2013. De este total, Pemex colocó 72,500 millones de pesos, Fovissste 16,945 millones de pesos y la CFE 15,000 millones de pesos.La institución detalló que el dinamismo del mercado se detonó por 10 colocaciones; 53% del total en circulación se integró también por 10 emisores, de los que las empresas productivas del estado -como Pemex y la CFE- detentan 29.9% del monto global.

Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la BMV dijo que se anticipan buenas expectativas para el mercado.

romina.roman@eleconomista.mx