En el corto plazo, no se prevé que más bancos se listen en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), afirmó José Pérez Gorozpe, director de Instituciones Financieras de la calificadora Standard & Poor’s.

En entrevista, el especialista consideró que los intermediarios no necesitan más capital, sin embargo, en la medida que se mantenga en crecimiento la actividad crediticia podrían recurrir al mercado bursátil.

Las condiciones económicas en México, dijo, van bien, por lo que acelerar préstamos a un mayor ritmo podría generar algunos riesgos.

Desde nuestro punto de vista, un aumento rápido de créditos que busque llegar a los niveles de Brasil, que es de 55%, conllevaría un peligro para los intermediarios y para los clientes , afirmó el directivo.

Lo anterior, agregó, porque bajo las condiciones actuales de informalidad, de bajo crecimiento económico y de cuestionamientos sobre efectividad en el cumplimiento de las leyes, no sería conveniente duplicar la colocación de préstamos en un lapso corto de tiempo sólo por aumentar su penetración de mercado.

El especialista recordó que a fines de este año se observará una mejoría en el otorgamiento de financiamientos y en la calidad crediticia de las instituciones.

En el escenario base, dijo, se espera una mejoría en cuanto a la rentabilidad y calidad de cartera. Para el 2016 se prevé un crecimiento del Producto Interno Bruto de 3% y esto ayudará a que la morosidad se mantenga en niveles manejables .

Mencionó que ya empezaron a observar de cerca el aumento en la cartera en el segmento de pequeñas y medianas empresas, porque estos préstamos son más susceptibles a riesgos económicos.

[email protected]