La pendiente de la curva de rendimiento de los bonos del Tesoro aumentó el viernes a un máximo en mes y medio tras un reporte que mostró un decepcionante crecimiento de los salarios en enero, lo que indica que la inflación no se está acelerando a un ritmo que lleve a la Reserva Federal a subir las tasas en el corto plazo.

Las nóminas no agrícolas en Estados Unidos subieron en 227,000 puestos en enero, su mayor incremento en cuatro meses, informó el Departamento del Trabajo. Sin embargo, el ingreso promedio por hora creció apenas 3 centavos, o 0.1%, en el periodo.

El alza de los salarios de diciembre se revisó a la baja a 0.2% desde la subida de 0.4% que se reportó inicialmente.

Gran parte de la decepción en realidad se centra en las presiones inflacionarias que presumiblemente obligarían a la Fed a actuar , dijo Aaron Kohli, estratega de tasas de interés de BMO Capital Markets.

El diferencial de rendimientos entre los bonos a cinco y 30 años aumentó a 120 puntos básicos, el máximo desde el 14 de diciembre.

Las notas a cinco años fueron respaldadas por el reporte de empleo, mientras que la deuda a largo plazo fue afectada por la emisión de deuda de esta semana.

El Departamento del Tesoro venderá 62,000 millones de dólares en notas a tres, 10 y 30 años.

Inflación se acelera en EU

El presidente de la Fed de San Francisco, John Williams, dijo que la Fed puede prepararse para subir las tasas este año, porque la inflación se está acelerando y el mercado laboral luce bien.

Las notas a 10 años cayeron 6/32 en precio para rendir 2.49 por ciento. El retorno descendió hasta 2.,43%, su nivel más bajo desde el 24 de enero.

Las expectativas de que la Fed suba las tasas en su reunión de marzo cayeron.